Cómo adaptar las tareas a tu energía
26 julio, 2018 |

Este tema de la energía y de estar 100% a tope en nuestras actividades es una de mis principales obsesiones (además de la papelería, los plannings y las alarmas en el calendario para recordarme todo ^^).

Y esto es porque creo firmemente que hacer una tarea con energía a hacerla con poca gana y sin estar concentrada supone un gran cambio. Por una parte, en motivación e ilusión y por otra, en calidad del trabajo.

¿No te encanta ese momento en el que estás tan concentrada, tan metida en tu tarea que el tiempo vuela y disfrutas realmente del momento? ¿Y esa sensación de haber terminado un trabajo, una tarea, bien realizada, sabiendo que está hecha como mejor lo has podido hacer, con todo tu amor?

Y aquí entra en juego saber gestionar bien nuestra energía y nuestras ganas a lo largo del día. Para ello veo importante planificar bien las diferentes tareas que nos agotan frente a las que nos “rellenan”. Porque sí mi querida Avellana, creo que la energía no es infinita e ilimitada, ¡es imposible estar siempre en modo “wow me como el mundo”!

1 // ¿Qué actividades son importantes para ti?

Creo que esto lo he dicho ya en varias ocasiones, así que perdóname si me repito, ¡pero es que me parece tan importante! Para mí, el paso a paso fundamental para sentir que avanzamos en lo importante y, no solo eso, que avanzamos bien, felices y haciendo un buen trabajo se resumiría en:

  • Detectar las principales áreas en tu vida, aquellas prioritarias. Seguramente, no sea lo mismo para ti limpiar el baño que contratar una hipoteca. Es importante tener clarísimo las áreas donde quieres excelencia, donde es importante estar concentrada y que el resultado final sea bueno.
  • Las actividades y tareas relacionadas con esas áreas serán las que mejor haya que cuadrar en tu planificación diaria y semanal.

2 // ¿En qué momento tienes más energía?

Ya te hablé en este post sobre gestionar la energía y lo importante que es detectar cuándo tú te sientes más inspirada, concentrada, con ganas… ese momento, para mí, es algo a cuidar como si fuera oro puro.

No es lo mismo revisar algo con atención recién levantada que después de comer, y además cada uno tiene sus propios horarios si sabe escuchar al cuerpo.

3 // Planificar y fijar esas tareas

Cuando ya tengas las actividades importantes localizadas y las horas top para ti, es momento de adaptar tu horario o planificación a ello. Quizás, elijas escribir a primera hora de la mañana que es cuando más concentrada estás y dejar para la tarde las tareas de la casa en las que no necesitas tanta energía (por ponerte un ejemplo).

Eso sí, entiendo que no siempre podemos adaptar todo a unos horarios hiper-flexibles, no suele ser tan fácil. Pero te animo, a que en la medida de lo posible, ¡lo intentes! Quizás entre diario a lo mejor no puedas dedicarte a primera hora a ese proyecto importante para ti, pero a lo mejor el sábado con cafecito en mano y en silencio, puedas dedicar unas horas a avanzar. Rebusca esas horas estrella.

4 // Compensar las horas pluffi

Como buena inventora de palabras, los momentos pluffi, son aquellos en los que tu concentración está bajo mínimos y seguramente te sientas agotada. Dado que nuestra energía no es ilimitada, ¡estos momentos son geniales para recargarse! Yo me imagino como un robot que necesita recargar sus pilas de vez en cuando, parar un poquito y así coger energía para las siguientes tareas importantes.

Todo el mundo tiene tareas que le aportan energía, te animo a sacar las tuyas propias, las que realmente te funcionen. Podría ser leer un libro, ver blogs o cuentas que te inspiren, pintar, admirar el arte, bailar, meditar…

Y ahora cuéntame pequeña, ¿sueles tener esto en cuenta a la hora de planificarte? ¿Qué actividades te recargan las pilas? ^^

Imágenes: Haute Stock

Tu comentario no saldrá automáticamente. :) Tardo un poquito en aprobarlos, ¡gracias por comentar!

22 Comentarios

  1. La mia es en la noche cuando me acuesto , ahi me baja toda la inspiracion ? lamentablemente , choca con mi otro objetivo , levantarme a lad 5 am , ya que me quedo conectada hasta las 2 o 3 am facilmente ?

    Responder
    • Hola Elena, ¡gracias por comentar!
      Claroo, a ver a veces no es fácil ser flexible en ese sentido, pero bueno quizás puedas probar el fin de semana o un día que no te tengas que levantar tan pronto :)
      Un abrazo.

      Responder
  2. Tu blog me recarga de energía!! Gracias por todo de corazón.

    Responder
    • Hola María Silvia,
      ¡Muchas gracias por comentar! :-D ¡Qué alegría me das!
      Un abrazo.

      Responder
  3. Leerte sin dudas es de gran ayuda!!! Gracias por tu pasión! Gracias por tus lindas y bellas ideas! Besos desde Buenos Aires

    Responder
    • Hola Vero, ¡muchas gracias por comentar! Me alegra que te haya gustado :)
      Un abrazo fuerte,

      Responder
  4. Muy interesante post! Lo voy a revisar detenidamente porque mis horarios están un poco trastocados
    Saludos Sara!

    Responder
    • Hola Lorena, ¡gracias por comentar!
      Me alegra que te haya gustado el post :)
      Ya me contarás qué tal con los pequeños cambios,
      Un abrazo!

      Responder
    • ¡Gracias Estephania! :)
      Un abrazo

      Responder
    • jiji, lo describe a la perfección… :-D
      Un abrazo Isabel! Y gracias por comentar por aquí.

      Responder
  5. Qué lindo post! Un buen desayuno y la meditación! Son indispensables para mí. Los días que no puedo cumplir bien con alguna de ellas, lo siento muchísimo.

    Un abrazo grande!

    Responder
    • Hola Luján,
      ¡Muchas gracias por comentar! Ay sí, meditar para mí es «magia» (aunque todavía no he aprendido del todo).
      Me pasa igual, el día que no puedo hacer alguna de esas rutinas que me recargan o me hacen sentir bien, ¡lo noto un montón!
      Un abrazo.

      Responder
  6. Siempre tienes un montón de buenas ideas prácticas.

    Responder
    • ¡Gracias Silvia! Me alegra que te haya gustado :) Un abrazo.

      Responder
  7. Me encanta y ayuda un montón este blog, gracias!!

    Responder
    • Hola Silvana, ¡gracias a ti por comentar! Qué bien que te haya ayudado :)
      ¡Un abrazo!

      Responder
  8. AME EL POST, en verdad estoy en el instituto pero aun no he entrado a clases, por lo que no recuerdo y creo que no tengo un momento de oro, pero si es verdad que como sufro de ansiedad aveces me pongo a limpiar mi cuarto y a estudiar, por lo que el momento me nace. Me voy a proponer encontrar mi momento perfecto ?. ¿Plis unos consejitos para crear un tablero de motivación en el escritorio?

    Responder
    • Hola Kamila, ¡gracias por comentar!
      Genial, al final esto es mucho prueba y error para encontrar el mejor momento para ti :)
      En cuanto a tableros de motivación puedes buscar en el blog por Vision board o moodboard, allí encontrarás algunas ideas.
      ¡Un saludo!

      Responder
  9. Hola estoy releyendo todos tus artículos desde el primero que me llegó al suscribirme. Con lápiz y papel en mano pude hacer el ejercicio de responderme todas las preguntas que tú fórmulas y me ha resultado muy revelador y, me ha ayudado a poner por escrito lo que puedo hacer para mejorar. Ahora lo pondré en práctica. Muchas gracias Sara

    Responder
    • Hola Génesis, ¡muchas gracias por comentar! :-D
      Me alegra un montón que te haya ayudado el ejercicio, ajustar las tareas a la energía que tengamos me parece super interesante para trabajar más feliz :)
      ¡Un abrazo!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.