Cómo crear un Moodboard
13 enero, 2016 |

Después de su hermano pequeño, el Vision Board, ¡llega el gran Mood Board! Ayy si es que se nota que como buena marketiniana utilizar estos palabros es que me encanta.

Pero ojo, que te dediques a lo que te dediques esto te interesa. Verás que te va a servir para más cositas de las que tú te crees… ^^

¿QUÉ ES Y POR QUÉ MOLA TANTO? //

Un moodboard te va a ayudar a transmitir ideas de una manera más sencilla. Transmitir valores, sensaciones, sentimientos, personalidad… Y encima queda tan cuco que te vendrás arriba moviendo elementos y en plan artista. :-P

Vamos a representar las palabras con imágenes. Así es, no siempre podemos reflejarlo todo a través de las palabras.

El límite es el cielo, puedes hacerlo en un montón de soportes diferentes y para muchas utilidades. Quizás la más habitual sea la de los diseñadores a la hora de empezar un proyecto para inspirarse.

Te animo a navegar, seguir, leer o hacer alguno de los cursos de Gudy Herder, creo que una de las personas más expertas en este mundo sobre Moodboards. Y si no te lo crees, echa un vistazo a su Web Eclectic Trends.

¿CÓMO HACERLO? //

A ver, facilito todo, que sé que os habéis emocionado y os queréis poner ya a hacer un Moodboard.

  1. ¿Qué quiero representar? Haz una lista (ya sabes como para todo en esta vida) con algunas ideas.
  2. ¡Busca inspiración en todos sitios! Puede ser en Pinterest (el más típico), puede ser haciendo tus propias fotografías, dibujos, materiales, ilustraciones, textos, texturas, objetos, colores, recortes de revistas…
  3. Descansa (si, mañana lo verás con otros ojos lo que has elegido)
  4. Filtra, y elimina lo que no te termine de convencer, no te llene del todo.
  5. ¡A jugar y a ordenar! Aquí se podría decir que solo hay dos reglas: armonía en los colores porfa please y ten en cuenta los tamaños (es decir lo más importante más grande, el resto de elementos los podemos dejar como complementos).

Además tienes mil soportes para crearlo, o bien digital tipo Pinterest o en papel para poder jugar más con las texturas y colgarlo en un tablón, en la pared, en un corcho… ¡dónde se te ocurra!

SIRVE PARA CASI TODO //

Imagina la cantidad de usos que le puedes dar…

  • ¿Vas a crear un blog? ¿Una marca nueva? Te vendrá genial para ver qué estilo quieres, en qué te vas a inspirar
  • ¿Quieres decorar tu casa? Haz una paleta de colores a partir de paneles de inspiración.
  • ¿Detectar tu estilo de ropa? Para entender lo que te gusta y lo que no, cómo definir el estilo con el que te quieres ver.
  • Un clásico por excelencia. Tu boda o un evento, elige los colores, las flores, el ambiente, las texturas…

Cuéntame, ¿te he convencido? ¿Ya estas con las tijeras en mano? ¿Para que lo vas a utilizar?

Imagen: Haute Stock

REGALO

¿Has descargado ya tus imprimibles del trimestre? :)

8 Comentarios

  1. Ya estoy convencida! a mitad del post ya estaba más que decidida jajaja.
    yo creo que lo voy a usar para las fotos de productos. Para las composiciones de colores y el escenario :D

    besos

    Responder
    • jajaja, si es que es tan fácil sacarle mil usos… yo no sé ni por donde empezar!
      Ya hice un vision board que tengo en mi despachito, creo que el siguiente será para redecorar mi hogar :)
      Un beso!

      Responder
  2. Me encantaa! no conocía los mood board, la verdad hace «semanas» me inscribí en tu página y la verdad es increíble como cuesta empezar algo que sabes que es necesario, al igual que el hacer ejercicio! pero una vez que agarras el ritmo ya no paras. Hoy es mi primer paso para poder organizar mi tiempo, lo e echo antes pero siempre vuelvo atrás y los «extras» o muchas veces el estado de ánimo juegan mucho en contra, pero como dicen » el que quiere puede». Creare un mood board para mi propia casa que quiero construir a futuro, tengo muchas ideas y me resulta hermoso poder recordarlas cada día simplemente mirando un tablero e ir complementándolo con cada nueva idea que me surja y/o encuentre,(además de facilitarle al arquitecto que es lo que querré) Soy de las personas que produce mas en la noche ! me cuesta en el día dejar las tareas de casa que nunca acaban (soy loca por el orden)..espero superar eso, tengo tanto que hacer !! y solo me dedico a ordenar la casa Jajjja es atros! Saludos y gracias por la página! (me encanto también la técnica zentagle)

    Responder
    • Hola Brenda, ¡mil gracias por comentar!
      Me alegra que te hayan gustado los mood boards, ¡a mi me encantan!
      Bueno poquito a poco puedes ir cogiendo nuevos hábitos, ¡está genial que vuelvas a reorganizarte! ;)
      Un abrazo fuerte.

      Responder
  3. Buenos días! Tengo una gran duda con el tema de mis moodboards, cuando los realizo para mi inspiración antes de hacer una sesión fotográfica, no tengo problema con los recursos que utilizo pero cuando realizo un moodboard para un cliente, qué ocurre con las imágenes que tienen derechos de autor? Conoces alguna opción a parte de realizar yo misma las fotografías, para hacerlo de forma legal? Estoy confundida

    Responder
    • Hola Patricia,
      ¡Gracias por comentar! Ups, pues ahí me pillas, no tengo ni idea. Yo los moodboards claro los utilizo de manera personal así que tendrías que investigar el tema de los derechos de autor en este caso. Siento no poder ayudarte :( ¡Un abrazo!

      Responder
  4. Hola Sara!
    Soy Barbie de Argentina, trabajo como maestra de grado y diseñadora textil. Me encanta tu página y me es de gran utilidad.
    Quería preguntarte, si se te ocurre alguna manera de utilizar un mood board con mis alumnos pequeñitos. Gracias!!!!!

    Responder
    • Hola Barbie, ¡gracias por comentar! :)
      ¡Ups! Pues la verdad es que ahí me pierdo, con niños pequeños no tengo ni idea jeje. Sorry!
      Un abrazo,

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.