Tengo miedo, ¿y tu?
12 abril, 2016 |

Ese primer día en el trabajo, sacarse el carnet de conducir, esa primera vez para todo, ese reto que parece imposible, ese miedo que te invade y piensas: no puedo, no puedo, ni tampoco quiero.

Pero al final, siempre puedes.

Coge papel y boli y haz una lista de todo lo que en su momento te dio miedo, pavor, sentiste unos nervios horribles o lo pasaste mal. Ahora míralo en perspectiva. ¿Fue para tanto? ¿Ahora te daría miedo hacerlo? ¿A que ahora lo harías y no sentirías esos nervios tan horribles?

La solución a no tener miedo es hacerlo, no hay más. A la próxima, ya no lo tendré, ya me habré acostumbrado.

Ahora vuelve a mirar la lista. Probablemente todo lo que te costó coincida con lo que te sientes ahora más orgullosa. Aquello que te marcó y mereció la pena, aquello de lo que presumes cuando te estás tomando unas cañitas. Tu vida, tan rebelde y agitada, llena de problemas y complicaciones. Nada de lo que merezca la pena será sin esfuerzo, sin miedo, sin jugártela.

Y ahora, respira hondo, y piensa que no tienes nada que perder.

Vuelve a mirar la lista, ¿qué hiciste mal o te equivocaste en aquello que te dio miedo? ¿Fue algo importante? ¿Qué pasó? Seguro, que no fue para tanto, seguro que al final todo fue una tontería, porque siempre nos adelantamos a que va a ser peor de lo que en realidad es. Incluso más, esas equivocaciones son parte de tus anécdotas y que contarás con tu segunda ronda de cañas. Y eso te encanta, y merece la pena tener anécdotas, y ser contadas.

Así que la próxima vez que tengas miedo, que pienses que no puedes, que quieras escaparte o tirar la toalla, que tus nervios te puedan. Piensa que ten por seguro que no será para tanto, siempre te pasa igual. Y si lo es, será una de esas hazañas de las que más orgullosa te sientas. Y si es para tanto y lo haces mal, será tu próxima anécdota, de esas que dentro de unos años te reirás a carcajada limpia.

Porque lo que más miedo da, más merece la pena.

Y ponlo en un post-it en tu frigo para que no se te olvide cada día, y que el miedo acabe formando parte de ti. :)

Imagen: Estudio Avellana

REGALO

¿Has descargado ya tus imprimibles del trimestre? :)

2 Comentarios

  1. Vaya post nena, justo estas semana he decidido hacer las cosas que me dan miedo, esas cosas que me hacen sentir incómoda, pero como muy bien dices después de hacerlas me siento muy orgullosa. Me apunto tu frase para mi panel de inspiración, te dejo la que he puesto en mi espacio de trabajo renovado «Más allá del miedo esta la LIBERTAD». Un beso guapísima!

    Responder
    • Hola Karina, me alegra que te haya gustado! Que buena frase :) Me la voy a apuntar yo tambien bien cerquita, que luego se nos olvida ;)
      Un beso y mil gracias por comentar

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.