Convierte tus Sueños en Acciones
25 febrero, 2016 |

La llave para el futuro eres tú. Jim Rohn

No es fácil, no se decide de la noche a la mañana. Se necesita mucho tiempo, mucha reflexión y mucho esfuerzo en transformar un sueño en algo tangible, en un proyecto. No quiero que te eches pa tras querida, pero c’est la vie, no va a ser un camino de rosas.

Eso sí, quiero aportar mi pequeña aportación para que lo intentes, para que conozcas los pasos a seguir.

Así, pasaríamos de tener un sueño (probablemente idealizado) que nos motiva a movernos, pasando por unos objetivos concretos y transformándose en acciones. Aunque sean pequeñitas, ¡da igual! La cuestión es avanzar. ^^ Veamos los pasos a seguir para empezar a mover ese culete.

 

1 // SUEÑOS ACORDES A TU MISIÓN EN LA VIDA

Guau misión en la vida, suena como demasiado, ¿no? Pero todos tenemos alguna misión que cumplir y si no la tienes clara es momento de reflexionar. Esto es básico para tener una motivación extra, para entender el por qué.

Te planteo algunas preguntas: ¿Qué huella quieres dejar a tu paso? ¿Qué quieres que digan de ti cuando ya no estés? ¿Qué granito de arena quieres aportar al mundo? ¿Y a ti mismo? ¿Qué tipo de vida defiendes y te gustaría tener?

Por ejemplo, te encantaría poder ayudar todo lo que puedas a otras emprendedoras a motivarse. O quizás lo que más te gustaría es conseguir cambiar las cosas a través de la política. O directamente quieres demostrar al mundo que otro tipo de educación es posible. ¡Busca tu causa!

Piensa si lo que haces ahora mismo o si lo que quieres conseguir es coherente con tus principios y valores.

2 // LA MOTIVACIÓN LO ES TODO

Si no te motiva lo más seguro es que no avances y nunca lo consigas. Esa es la clave, así que asegúrate de que realmente es lo que quieres. Visualízalo, eso es muy importante, sueña despierta (como cuando eras niña). Piensa que para que te mueva por dentro tiene que estar 100% alineado contigo, con tu historia, tu manera de ser y de ver el mundo.

Hay señales que te dirán qué es lo que realmente quieres. No paras de pensar en ello, le das mil vueltas, sientes mariposillas en el estómago. Es una corazonada, créeme escúchale un poco más y déjate mover por la intuición.

Tienes que buscar tu fórmula perfecta, tus ingredientes, ¡pasar de solucionar tus debilidades a centrarte en desarrollar tus súper fortalezas!

 

3 // TU GRAN OBJETIVO

Ya te lo conté en este post, establecer objetivos es clave. Es necesario para ver lo cerca que estás o no de él, y cómo vas avanzando. Escribe en una frase, y a partir de ese gran sueño, que es lo que quieres conseguir, no escribas mucho más. También, trata de tenerlo a la vista siempre, que no se te olvide en ningún momento, ¡eso siempre motiva!

Además, puede ser interesante que te plantees minimetas intermedias, para que vayan motivándote y regalarte alguna que otra recompensa (¡por supuesto! Hay que brindar por todos los logros, por pequeñitos que sean, y si es con vino de reserva mucho mejor :-P)

Por ejemplo, puede ser un objetivo del tipo: conseguir este puesto de trabajo o haber lanzado ese producto que tanto quieres al mercado. Mi minimeta para conseguir lanzar ese producto será trabajar en la empresa «x» para aprender más sobre ese sector.

4 // HABLEMOS DE TU PROYECTO + ACCIONES

Muy bien Avellana, ya veo que tienes ese objetivo claro, eso ya es un paso (y nada fácil, ¿eh?). Ahora vamos a transformarlo en algo un poquito más tangible, en algunos elementos.

Piensa, para conseguir ese objetivo: ¿Qué pasos tengo que seguir? ¿Qué recursos vas a necesitas? ¿Con qué problemas me voy a enfrentar? ¿Qué timing me he propuesto? Esto ya va tomando forma. :) Ya no es un sueño difuso que está en mi mente, sino que además lo tengo todo por escrito con los siguientes pasos.

Y ya sabes, lo que está en papel va a misa (¡y si es en una libreta bonita mucho más!).

Así que lo primero haz una lista con los pasos a realizar y plantéalos en un calendario. Tampoco pasa nada porque no lo cumplas tal cuál (rara vez se cumplen los planes), pero viene bien para tener visualizado todo lo que hay que hacer. Y de estas fases vete bajándolas a tareas concretas, cositas que puedas empezar desde YA. ¡Desde ahora! Por pequeñita que sea, sentirás que estas avanzando en tu sueño :)

Por ejemplo, como mi gran objetivo es escribir un libro, una de mis primeras fases será elegir exactamente la temática. De aquí, una acción que mañana mismo comenzaré es investigar que hay ya escrito sobre el tema.

Nada sale de la noche a la mañana, todo se va construyendo poquito a poco. Y como siempre digo, disfrutando de ese momento de crear, de planificar tu día, de revisar el calendario y de garabatear tus grandes ideas.

Dime pequeña, ¿qué acción vas a hacer mañana mismo?

Imágenes: Haute Stock

REGALO

¿Has descargado ya tus imprimibles del trimestre? :)

2 Comentarios

  1. hola Sara como estas? la verdad que este post lo senti en el alma, a pesar que vengo leyendo tu blog desde hace poquito enero de este año, siento que te conozco de hace mas.. no dejo de pensar y trascribir tu blog y lo que dices, y como lo dices, me llega en el alma y en el corazon. Saludos desde Argentina

    Responder
    • Hola Luz,
      Oooh… ¡Muchas gracias por tus palabras!
      Me alegra que pueda ayudarte y te sirva :)
      ¡Un saludo!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.