La escritura como terapia
11 abril, 2017 |

Ya me conoces, soy una fan de la escritura en todas sus versiones. Adoro escribirte a través del blog y me encanta escribir para mí misma con un lápiz en mano. Creo firmemente que escribir puede ser una terapia fantástica, para poner las ideas en orden, para comprender mejor que se siente y ser consciente de aquellos pensamientos (racionales o irracionales) que pasan por nuestra cabecita.

Hoy te traigo algunos ejercicios, que yo misma he ido haciendo a lo largo de mi vida (mi primer diario lo empecé cuando aprendí a escribir ;), que me han ayudado a vivir mejor. Hoy te animo a que no sólo cuides tu pelo, tu piel o tu aspecto exterior, sino que también dediques horas a tu inteligencia emocional, a tus sentimientos, a tu manera de pensar. A ser más positiva, a comprender que te frena en algunos casos o que te podría hacer más feliz.

¡A escribir!

✩ Centrarse en lo positivo. Sobre todo en aquellas épocas en las que lo ves todo negro, cuando parece que los días no hay por donde cogerlos, te animo a que pruebes este ejercicio. Apunta, por la noche, tres cosas positivas que te han pasado e incluso puedes añadir algún aprendizaje. Te darás cuenta, que aunque hayan sido detalles que parecen inadvertidos, todos los días pasan cosas bonitas.

✩ Reflexiones para pasar página del pasado. A veces, determinados hechos que nos pasaron, parece que siguen dando vueltas por la cabeza y no conseguimos del todo pasar página. Te animo a que los analices, les des la vuelta desde una óptica positiva (seguro que no fueron tan malos) y escribas al lado el principal aprendizaje que te aportó. Ya está, aprendiste algo bueno y hay que dejarlo ir, ¡puedes romper luego estos papeles para representarlo todavía mejor! ¡Bye, bye pensamientos negativos!

✩ Centrarse en el ahora. Quizás solemos pecar de centrarnos demasiado en el pasado o en el futuro, sin saborear lo que está pasando en el momento presente. Prueba a describir, detalle a detalle tu alrededor, las texturas, los aromas, los pequeños detalles que normalmente, no te darías cuenta de que existen.

✩ Gratitud. En nuestra tendencia a generalizar todo, a veces parece que el universo se pone en nuestra contra y todo es malo malísimo. No hay ejercicio que mejor siente que la gratitud. Escribe y agradece todo aquello que, cada día, familiares y amigos te han aportado, o un desconocido. Incluso un día puedes enviarles estas cartas o textos para que sepan lo importantes que son para ti.

✩ Analizar un problema. O un supuesto problema, algo que te tenga intranquila o sobre lo que no dejes de dar vueltas. Tu cabeza suele ir demasiado rápido y casi siempre no analiza de manera totalmente racional. Describe esa situación o «problema» y vete analizándolo de la manera más objetiva posible: ¿es un problema real? ¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Cómo podría solucionarlo? ¿Te sirve de algo pensar así o preocuparte?

Cuéntame, little girl, ¿sueles realizar ejercicios de escritura? ¿Me recomiendas algún otro interesante? :)

Imágenes: Estudio Avellana

Tu comentario no saldrá automáticamente. :) Tardo un poquito en aprobarlos, ¡gracias por comentar!

23 Comentarios

  1. ¡Hola Sara!
    Estoy contigo totalmente con que escribir es una terapia muy poderosa. Hace una temporada empecé a anotar al final del día las 3 cosas que me hubieran hecho felices, ¡y sí que noté la diferencia! Creo que ahora soy capaz de cazar más conscientemente esos momentos, disfrutarlos y guardarlos :D
    Igual me animo a probar algún día la escritura automática, me pica la curiosidad, jeje.
    Un saludo

    Responder
  2. “El camino del artista”, es un libro de Julia Cameron, en donde propone un recorrido de doce semanas para desbloquear la creatividad. Uno de los ejercicios fundamentales, que invita a hacer sin cuestionar, es sentarse a escribir, sin pensar, sin razonar, 3 páginas cada mañana, hasta antes de desayunar!
    Sin releer, sin reescribir, hacerlo como para vaciarnos! Yo lo hice un tiempo, y me hizo bien, sin más!
    Besos

    Responder
    • Hola Silvia, mil gracias por comentar, qué alegría verte por aquí otra vez :)
      El libro es genial, me lo leí el verano pasado y apliqué las páginas matutinas durante muchos meses. Es verdad que de momento las he dejado, quizás me saturé, pero creo que voy a volver a ellas, me funcionaban. También las he empezado a releer y me gusta ver las conclusiones que he ido sacando.
      Un besote.

      Responder
      • yo lo tengo por allí y no lo he seguido en general.. Las páginas matutinas, en una pequeña época fueron buenas!

        Ando por acá, te leo siempre. Abrazos.

        Responder
  3. Este es un ejercicio que me enseñaron en terapia:
    Con la mano habitual escribe una carta a tu niña interior y pregúntale qué puedes hacer por ella. Con la mano con la que no sepas escribir, que tu niña te cuente todo lo que necesite decir. A partir de ahí, a cartearse y que salga lo que tenga que salir sin restricciones. Las primeras veces pueden ser complicadas pero conforme os vayáis «habituando la una a la otra», se hace indescriptible. Yo, incluso tengo un bolígrafo especial para cuando es mi niña interior la que escribe y a la hora de releer es sorprendente ver cómo incluso la forma de expresarse sale distinta de forma inconsciente.
    Es una forma muy curiosa de aprender sobre una misma, lo recomiendo completamente como ejercicio habitual.

    Responder
    • Hola Nana,
      Mil gracias por comentar! Me ha encantado la idea, la voy a probar y ya te diré qué tal, me parece súper curioso!
      Un abrazo!

      Responder
    • Hola, me encantó el artículo, en este tiempo que ya casi no se escribe. Voy a retomar la escritura, es un muy buen ejercicio y el de la niña interior me llama muchísimo la atención!!!

      Un abrazo ;)

      Responder
    • Hola Karen, anda qué bueno! Gracias por compartirlo, lo voy a mirar a fondo :)
      Un abrazo,

      Responder
  4. Hola Sara, pues lo probaré jejee me ha gustado el post! yo soy muy de escribir.

    Yo te cuento lo que hago:
    – páginas matutinas.
    – agradecimiento. agradecer cada día 20 cosas, 10 por la mañana y 10 por la noche, las 10 primeras las escribo en las páginas matutinas ya que estoy. Y las 10 últimas las pienso antes de dormir. Aparte en el bujo también añado 3 cada día, por ejemplo una conversación conalguien que viste, te reíste, no sé, suelo poner lo más destacado de ese día.
    – momentos de malestar. les apunto y reflexiono sobre ellos, apuntar los pensamientos automáticos o si ha pasado algo ese dia que te haya hecho sentir mal y después analizarlo y lo dejas ahí, como que lo piensas menos.
    – lo de escribir sobre el pasado también lo hago jeje
    Y creo que no me dejo nada más!

    Responder
    • Hola Eva, ¡madre mía que de cositas! Está genial. Me ha gustado lo de los momentos de malestar, es muy bueno para controlar los pensamientos.
      Yo hubo una época que lo hacía, aunque luego ya lo dejé porque al final conseguía que lo pensara demasiado…
      Un abrazo,

      Responder
  5. Me gusta!! Tremenda terapia y más, autoevaluacion!!

    Responder
    • Mil gracias Blanca! Qué bien que te haya gustado! A mi me sirve muchísimo la escritura :)
      Un abrazo.

      Responder
  6. Totalmente de acuerdo. Desde que descubrí el Bullet Journal , que escribo muchísimo , de cualquier cosa , trabajo , casa , pensamientos …
    Y por supuesto , me encanta escribir en mi blog y compartirlo.

    Responder
    • Hola Cati, para mi escribir es mi gran terapia en general. Entre unas cosas y otras me paso el día escribiendo, es mi vida :)
      Un abrazo, ¡y gracias por comentar!

      Responder
  7. Muy gratificante encontrar este espacio. Nos vamos juntando los de la tribu!

    Responder
    • Hola Rose Mary, ¡gracias por comentar! Siii, ¡ya somos un montón! ¡Viva la escritura!
      Un abrazo.

      Responder
  8. Me encantan tus artículos, me traen recuerdos de cuando me daba por escribir mucho, y me dan inmensas ganas de retomarlo y creo que lo volveré a hacer

    Responder
    • Hola Fernanda, ¡muchas gracias por comentar! :)
      Me alegra un montón que gusten mis posts. Ya me contarás qué tal tu vuelva a la escritura, ¡a mí me ha sentado genial!
      Un abrazo,

      Responder
  9. La escritura es lo mejor para focalizarnos en lo importante y vaciar nuestra mente…yo empecé a escribir a los 12 años, ya han pasado once años y actualmente es un hábito diario que me ayuda mucho en mi vida diaria ?

    Responder
    • Hola Hazel, ¡gracias por comentar! Fíjate, yo llevo escribiendo desde que aprendí a escribir en diarios, y de siempre ha sido mi manera de entenderme, de sentirme bien :)
      Un abrazo fuerte

      Responder
  10. Hola Sara (me encanta tu nombre!😉) y a todos!! he intentando varias veces la escritura como terapia y noto la diferencia en mi bienestar inmediatamente! No he sido constante, pero ahora con todos estos tips me animaré a hacerlo un hábito, sin duda lo necesito ahora que no paso por muy buen momento (murió mi padre que tanto quería)

    Muchas gracias por la ayuda.
    Gracias también a todos los comentarios.
    Un abrazo.

    Responder
    • Hola Sonia, gracias por comentar y lo siento mucho :( te mando todo el ánimo del mundo desde aquí.
      Un abrazo bien fuerte.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.