Gestión del tiempo según tu energía
30 septiembre, 2015 |

Si eres tú yo auténtico no tienes competencia. Scott Stratten

Si quieres ser más productivo y gestionar mejor tu tiempo hay que comenzar por entender tu propio cuerpo, tu energía y tus ritmos. A veces no lo tenemos lo suficientemente en cuenta y creo que es fundamental para realizar proyectos brillantes, para cumplir plazos y ¡para aprovechar el tiempo al máximo! Exprimir cada segundo como un zumo de naranja bien fresquito. ^^

Sé que a veces, en un trabajo con unos horarios muy rígidos esto puede parecer difícil, pero aun así se pueden reorganizar las tareas y tratar de estructurarlas en la medida de lo posible. Ah, y por supuesto a la hora de decidir qué es lo siguiente que tengo que hacer antes hay que delimitar qué es urgente o prioritario, si hay que hacerlo hay que hacerlo, ni energía ni lechugas en vinagre.

Como cada persona es un mundo, nadie mejor que tú va a saber responder a estas preguntas que te planteo.

HORAS DEL DÍA CON MÁS ENERGÍA

¿A qué hora te sientes más creativa?  ¿Y más productiva? ¿Y una auténtica patata que no rinde nada?

A primera hora de la mañana, por ejemplo para mí es el momento más productivo. Y aquí intento hacer este tipo de tareas, siempre que pueda:

  1. Hago lo que me parece más difícil o incluso lo que menos me apetece, como se dice en inglés «eat that frog!«. El día se hará más llevadero.
  2. Repasar datos. Somos humanos, nos equivocamos, pero intentemos minimizarlos. Sobre todo sin son datos o números importantes, me gusta hacer un repaso rápido a primera hora fresca.
  3. Algo que requieras concentración máxima y que además quieras que nadie te «moleste». A esta hora (o en otra que tú decidas claro) es cuando tengo menos interrupciones.

Por la noche, si no estoy cansadísima, me suelo sentir creativa, tengo muchas ideas. Así que aprovecho para leer y tener una libreta a mano, escribo, me inspiro y suelen venir ideas buenas a mi mente cuando estoy relajada.

Después de comer, yo creo que a todos nos baja la energía. Mi truco, tener una lista de «tonti-tareas» que tardes poquito en hacer y no requieran concentración. Cositas rutinarias o monótonas, o simplemente sencillas. Por ejemplo, ordenar algo, clasificar algún papel, mirar algo en Internet o una llamada etc. ¡No desaproveches tu energía en este tipo de tareas!

Y tú, ¿a qué horas te sientes más productiva, más creativa y más «pluffi«?

DÍAS DE LA SEMANA CON MÁS ÁNIMO

¿Qué día de la semana te sientes con más energía? ¿Sueles tener más subidón, motivación? Vamos, que te apetece más ponerte a currar  (y no vale decir ninguno, ¡eh!)

Los lunes son duros, no los hagas tu más. No siempre se puede elegir, lo sé, pero inténtalo en la medida de lo posible. Por ejemplo, para mí los martes son días de mucha energía así que los suelo reservar para tareas más creativas. Los viernes pueden ser buenos para revisar las tareas de la semana siguiente o incluso revisar resultados y objetivos.

Busca maneras de motivar los lunes y hacerlos «menos lunes». Ponte un fondo de pantalla bonito, una canción que te anime. Y si no estrena boli, post-its o papelería bonita que eso siempre funciona. ;)

Ilustración Lucia Be

Ilustración de Lucia Be

TUS MOMENTOS DE MAYOR MOTIVACIÓN

Muchas veces nos exigimos demasiado, podemos llegar a ser nuestros «peores enemigos» y la carga de trabajo se hace insostenible. Aprovecha los momentos de mayor motivación o que tengas más tiempo a nivel profesional. Alterna y compensa momentos, no fuerces al cuerpo que luego se resiente…

Por ejemplo, en momentos del año o simplemente en alguna etapa de tu vida más relajada a nivel profesional, aprovecha para formarte o incluso en momentos de bajón, ¡haz algún curso que te levante el ánimo! Fotografía, motivación, creatividad… Te motivaran un poquito seguro. :)

Como habéis podido observar soy 100% fan de la flexibilidad, creo en los horarios adaptados a la persona (quién sabe a lo mejor algún día será así en el mundo empresarial). Si eres freelance o no tienes horarios tan estrictos, incluso yo soy partidaria de adaptar tu tiempo totalmente a tus ciclos. ¿Qué los lunes no te molan nada? Pues quizás el sábado por la mañana estés con más ganas y te cunda mucho más (por ponerte un ejemplo).

Fotografía: Estudio Avellana

¡NUEVO CURSO!

¿Te gustaría aprender la herramienta con la que me organizo?

4 Comentarios

  1. Genial el post! la verdad es que aún el otro día le comentaba a mi compañera de oficina que las horas más productivas para mi son de 8 a 10 de la mañana. A partir de ahí, me tomo un café y parece que hago las cosas con más calma ejeje. En cambio, si estoy en casa, casi te diría que soy más productiva por la tarde. Supongo que al final hay que adaptarse a las condiciones y circunstancias y saber conocerse.

    Mi hermano por ejemplo es muy nocturno. Yo las noches para dormir nada más jaja.

    Saludos

    Responder
    • Muchas gracias Lucia! Qué bien que te haya gustado!
      Efectivamente, la clave es conocerse bien y probar diferentes horarios. Es sorprendente lo que puede cambiar tu productividad si te escuchas un poquito :)
      Para mi las noches también son para dormir!
      Un abrazo.

      Responder
  2. Holaaaaaa…. Mil gracias por tu articulo. Me encantó. Y me gusta mucho tu trabajo… Te mando un fuerte abrazo desde Puebla. México.

    Responder
    • Hola Gaby, ¡muchas gracias por comentar! Y por tus bonitas palabras. Me alegra que te haya gustado :)
      ¡Un abrazo fuerte desde Madrid!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.