9 ideas para organizarse con colores
26 septiembre, 2019 |

¡Hello avellanis!

Ayy, pero cómo me gustan este tipo de posts, me emociona el solo hecho de estar investigando y escribiendo sobre este tema, ¡no lo puedo remediar! ^^ ¡Estoy emocionadita perdida!

Como ya muchas sabéis, soy una buscadora incansable de herramientas, sencillas a ser posible, que nos ayuden a la hora de organizar, planificar, ordenar, trabajar, crear… Y los colores es una de ellas. Y he hablado poco de ellos me temo.

Porque con un buen código de colores somos más rápidas, seremos capaz de memorizar mejor visualmente, de detectar puntos claves, importantes o urgentes, de ahorrarnos tiempo planificando, de clasificar y ordenar más rápidamente (y de encontrar lo que estemos buscando). O mira, simplemente porque quedan más “cukis” y nos gustan y punto peloti (¡qué vivan los colores!).

organizacion colores

Así que hoy te traigo algunas ideas para utilizarlos y que nos ayuden así en diferentes tareas. Recuerda, que si encima siempre utilizas el mismo sistema de colores para todo, sea cual sea la herramienta (papel, digital, en casa…) ya te puedo poner la banda de “Miss Lady Organizativa” de manera oficial… ^^

¡Allá vamos!

1/ Marcar documentos: si estás revisando algún papel, por ejemplo, los subrayadores de colores pueden servirte para marcar dudas, temas a revisar más tarde, a consultar con alguien… (con su correspondiente código claro está). O si estás estudiando, puedes marcar con diferentes tonos por temáticas o por tipo de información (si es una fecha, un autor, un título, una idea clave…). Yo que soy de memoria visual recuerdo mi vida universitaria rodeada de coloritos.

2/ Organizar tareas o ideas con post-its: podría ser por tipología de tareas o según el equipo que se encargue de ello gestionándolo al estilo Kanban. O quizás pueda servirte para ir sacando ideas y soluciones pegándolas en una pared (y señalizando, por ejemplo, si esa idea sirve para un objetivo u otro, dependiendo de la temática etc.)

3/ En casa: en forma de bayetas o trapos de colores según su uso, cajas para clasificar diferentes objetos, pegatinas para señalizar lo que hay dentro… en fin, aquí se abre todo un mundo de posibilidades. :-P

4/ En los calendarios: ya sea en nuestro Trello marcando con etiquetas (según por ejemplo, si tienes un calendario editorial podrías diferenciar si es una promoción, una novedad de la tienda, otros temas…) o directamente planificando hacia atrás un evento señalizando según de qué trate el asunto (como en una boda, diferenciando si es un tema de escribir los votos o de belleza como la pelu o la manicura).

5/ En tu agenda: escribiendo en rojo lo mega urgente o los eventos que sí o sí hay que hacer o quizás utilizando el boli verde para los asuntos del trabajo frente al azul para lo personal. 

planificacion colores

6/ En el papeleo: un clásico para organizarlo en carpetas colgantes, por ejemplo, y que cada color se refiera a un «micro-mundo» que organizar, desde los temas bancarios hasta las fotos de carnet.

7/ Los correos electrónicos: a través de las etiquetas de Gmail también puedes marcar y clasificar tus correos. Incluso de manera automática cuáles son de tu jefe y hay que ver los primeros o en otro color los que sean consultas de clientes, por ejemplo.

8/ Para las notas de reuniones: porque así quizás no tardes tanto en procesar toda esa información si a la vez marcas lo urgente en amarillo (danger, danger, lo tengo que hacer en cuanto me siente en mi mesa) o en rosa lo que se delega a alguien y tienes que escribir un correo.

9/ Para clasificar tus notas en Google Keep, como podrían ser recaditos en azul o notas de temas a revisar en verde. 

Y ahora es tu turno avellana de colores , ¿me cuentas algún truquillo tuyo? ¿Te ha inspirado alguna de las ideas? 

Imágenes: Haute Stock

Tu comentario no saldrá automáticamente. :) Tardo un poquito en aprobarlos, ¡gracias por comentar!

11 Comentarios

  1. Hola, guapa! pues desde que tengo uso de razón (lo cual podría ser desde hace bien poco o desde hace 30 años, según a quién preguntes) los cuadernos de matemáticas eran amarillos o naranjas, los de lengua eran rojos, «soci» en azul, «natu» en verde (obviamente). Curiosamente, mis hijos los eligen del mismo color aunque yo no les haya dicho nada!!! lo mismo van en los genes…
    En los apuntes y esquemas subrayaba el azul los títulos de la lección o el título «1», en verde el subtítulo (título «2»), en naranja las definiciones y conceptos importantes, y en amarillo «subrayaba» el resto del texto importante. A fecha de hoy, si tengo que estudiar algo sigo el mismo patrón de colores.
    En la agenda va a un poco «a boleo» porque me encanta ver la agenda llena de coloritos, como tú los llamas y que suena muy chulo, pero en boli verde suelo poner siempre casi todo lo referente a ocio, pero sobre todo, los partidos y entrenamientos de mis hijos; y con marcador moradito los cumples. Así, por ejemplo, sólo pondría «Sara» en tu día y al estar con marcador morado sabría que es el día de tu cumple y no una reunión ni ninguna otra cosa. Además, al abrir la página se ve enseguida ese color y no se me pasa ninguno. Lo urgente, o súper importante, en boli rojo (repasado varias veces) y con marcador naranja o rosa, para que destaque mucho.
    Lo de las bayetas… pensaba que era la única!. En mi casa las amarillas son del baño, las rosas y azules de la cocina, y las verdes las uso para deporte o desmaquillarme.
    Es muy curioso cómo nuestro cerebro se organiza más fácilmente usando los colores, verdad?
    Un abrazo!

    Responder
    • Vaya Lorena,pues sí que eres organizada, pues me copio lo de los cumples en morado porque en azul ya se me han pasado varios?…saludos avellanas!

      Responder
    • Hola Lorena, ¡guuuuau! ¡Qué nivel de organización!
      Es increíble como estas rutinas y hábitos se quedan durante tanto tiempo en nosotros, me fascina. :)
      Un abrazo bien fuerte y mil gracias por tu aportación. :-D

      Responder
  2. Hola Sarita

    Definitivamente los colores ayudan es un código en cada persona en su organización al igual comparto lo que dice Lorena
    muy bien explicado .

    tenemos el ejemplo con los niños en Kinder aprenden por medio de los colores

    Saludos , un abrazooo

    Responder
    • Hola Gabriela, ¡gracias por comentar!
      Pues nada, qué vivan los colores :)
      Un abrazo fuerte.

      Responder
  3. Hola mi muy querida Sara!

    Me encanta el tema de los colores, es mi imprescindible para estudiar utilizar un código de colores, al igual que en las carpetas del correo, y desde hace poco en el horario de estudio, pero me has dado la idea de expandir el método a otras áreas, y está genial. Como siempre, gracias por todos tus consejos.

    Un abrazo desde Costa Rica.

    Responder
    • Hola Stephanie, como siempre un placer leerte por aquí :) Me alegra que te haya gustado.
      ¡Anda mira no caí! Para colorear un horario también está genial, ¡un abrazo!

      Responder
  4. Me encanta colorear y ver mi agenda con colores, los utilizo para diferencias las cosas… y los de las bayetas… yo también uso la amarilla para el baño.
    Un abrazo

    Responder
    • Hola Cecilia, ¡gracias por comentar! A mí me pasa parecido, ¡ver colores me da alegría! :)
      Un abrazo.

      Responder
  5. Hola. Me gusta mucho todo el contenido que subes, ya que en mi caso me has ayudado mucho a desarrollar mi creatividad y a ver el diseño desde una perspectiva más profunda y con más sentimiento. Considero mi pasión el arte de darle vida a los trabajos que realizo, aunque me demore el doble de tiempo, me gusta ver la alegría que produce un trabajo tan detallado y con esmero. Ademas de recibir muy buenos comentarios por lo que hago, el tener esta dedicación en este aspecto me llena el alma.

    Responder
    • Hola Alexa,
      ¡Muchísimas gracias por tus bonitas palabras! Jo, qué alegría que te estén sirviendo mis recursos :)
      Qué bonito lo que escribes, yo también soy una enamorada del detalle y del esmero.
      Un abrazo fuerte.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.