10 ideas para terminar tareas
5 noviembre, 2020 |

Hola mis queridas, ¿cómo andáis? Espero que bien (dentro de lo bien que se puede con esta situación, claro). Hoy vengo con otro factor clave – ya os hablé de la moderación en el anterior post – que observo, en mí y en otras personas, relacionado con la desorganización o la sensación de «caos»: tener muchas cosas empezadas, ¡y no terminar ninguna!

Siento o me da la sensación de que tendemos a la buscar la novedad. No tengo muy claro si es algo innato al ser humano o es una característica de nuestra sociedad hoy en día (¡o solo de algunas personas!). En mi opinión, creo que es una mezcla de las dos, tendemos a buscar algo nuevo y las redes sociales, la inmediatez y la gran cantidad de marcas, información y estímulos que tenemos lo favorecerían todavía más.

Así, muchas de nosotras tendemos a querer empezar, empezar y empezar cosas. Actividades, cursos, proyectos, planes, tareas. Y un buen día, de repente, nos damos cuenta de que tenemos demasiados temas abiertos y pocas cosas terminadas realmente. :)

La cuestión es que a mí ese «run run» me afecta, esa sensación de que tengo que acabar esto y lo otro y lo de más allá me persigue como un fantasma que ni en Halloween. :P Por otro lado, me he dado cuenta de que cuando termino algo me siento bien, cuando entreno la paciencia me siento orgullosa conmigo misma, cuando me modero o controlo esas «ansias» de novedad me siento más calmada. Imagino que se debe a esa sensación de orden que siento al cerrar, avanzar, terminar y no «picotear» por aquí y por allá sin terminar nada.

¿Y cómo conseguirlo? ¿Cómo proponérselo? Bueno, os cuento algunos puntos clave que a mí personalmente me están funcionando:

1/ Estar centrada en pocos proyectos a la vez, tanto personales como profesionales. Incluso, hasta que no se termine uno no se empieza otro (de hecho, ya os hablé de ello en este post).

2/ Saborear, creer, apostar por el largo plazo, por las que yo suelo llamar «tareas raíces» en algunos asuntos concretos. Que no todo tiene que ser para mañana, que hay proyectos que requieren su tiempo, que los resultados no siempre son inmediatos y que para algunos temas no creo que tenga sentido vivir en «la novedad continua».

3/ Intentar proponerse terminar algo cada día. Aunque sea una tarea pequeñita o algo como parte de un proyecto (trabajando por mini esprints, por ejemplo) o una llamada complicada, algún tipo de tema que se tienda a posponer, para mí es liberador y consigue aportarme una cierta sensación de avance ese día.

4/ Si vemos que es algo que posponemos «hasta el infinito y más allá» puede ser buena idea darle fecha y fijarlo como «obligatorio» en el calendario. Y es que parece que si está por escrito nos obliga a hacerlo.

5/ Ser consciente de si a veces existe una tendencia a abrir muchos frentes por el simple hecho de sentirse «más productiva». Es una pregunta que os lanzo :P jaja, yo de hecho lo he observado a veces en mí misma…

6/ Ponerse algún pequeño premio (no tiene por qué ser material, sino simplemente hacer algo que nos guste) al terminar para precisamente saborear mejor que hemos terminado algo antes de pasar a otra cosa. ¡Con lo que cuesta como para no ser totalmente consciente!

7/ Plantearse objetivos diarios o semanales que «nos fuercen» a terminar tareas y proyectos concretos (y así nos enfocamos y tenemos más presente esa necesidad de terminar).

8/ Vigilar esa tendencia que a veces podemos tener de decir sí a todo. A empezar un hobby, un libro, una revista, un proyecto, un negocio… sin haber terminado antes aquello que tenemos en «la recámara» pendiente. No digo que no empecemos cosas que nos ilusionen, pero sí estar «ojo avizor» a llenarnos de demasiados «comienzos».

9/ Hacer revisiones de vez en cuando de los temas que tenemos en marcha. Creo que a veces lo que ocurre es que ni nosotras mismas somos conscientes de todo lo que queremos terminar o hacer. Por ello las revisiones en general me parecen tan interesantes, para parar, reorganizar y depurar antes de que «el caos» se instaure de nuevo. :)

10/ A veces, puede funcionar, coger ese tema por banda dedicándonos casi un día en exclusiva a ello. No siempre es fácil, lo sé, pero en ocasiones si el tema nos «persigue» demasiado y no conseguimos sacar tiempo para terminarlo en algunos casos creo que puede merecer la pena reservar varias horas o días para cerrarlo y terminarlo.

¡Espero que os haya inspirado bonitas mías!

Imágenes: Haute Stock

REGALO

¿Has descargado ya tus imprimibles del trimestre? :)

17 Comentarios

  1. Hola Sara!!! Soy Flor de Argentina. Ame tu post… me esta pasando exactamente eso!!!! Me declare oficialmente «adicta a los proyectos» y «acumuladora compulsiva de ideas»… ya que tengo el don peligroso de ser hábil con las manos jajajja
    Te ando siguiendo hace años y desde hace un tiempo en IG. Me reeee inspira todo lo que haces y hoy me animo a saludarte y darte las gracias!!!! Buena semana genia!!!!

    Responder
    • Hola Florencia, ¡muchas gracias! Me alegra un montón que te haya gustado el post. :) Otra acumuladora compulsiva de ideas por aquí jaja, me ha encantado el nombre. Ojalá fuera una genia… :) Te mando un abrazo fuerte.

      Responder
    • Hola!
      Tenía un tiempo que por tener tantas cosas que hacer no había revisado tus post y me parece cómico que justo me dí un momento en esta madrugada y el tema es este jajaja
      Me encantó, gracias por los tips ✨
      Saludos desde México :)

      Responder
      • ¡Me alegra que te haya gustado! :) Un abrazo.

        Responder
  2. Hola Sara, tu post me da justo en el clavo, soy una persona que ama descubrir cosas nuevas, pero terminarlas……. eh..Me cuesta más que nada por el hecho de que siento que no son tan nuevas aunque realmente se que por ahí hay algo interesante, además de que soy realmente poco paciente
    Y luego le añadimos un poco de crisis existencial (creativa, personal, no se exactamente como le digan) y los trabajos online de prepa (citese: pandemia ;) jijij
    Gracias por tus consejos que me parecen realmente útiles.
    Y ahora que Leo el primer comentario me pregunto cuando te conocí, no tengo ni idea, pero hace más de 3 o 4 años.
    Jajaja desde pequeña me ha gustado mucho este tema del orden.
    Un abrazo

    Responder
    • Hola Betsi, ¡gracias por comentar! Sí, yo soy muy parecida, «peco» de impaciente.
      ¡Eres una avellana veterana entonces! jaja :) Te mando otro abrazo de vuelta.

      Responder
  3. Hola Sara, Soy Gabriela, de Mendoza, Argentina. Me encantó tu post y lo voy a poner en práctica ya mismo. Ya que te cuento que me quedé con poco trabajo, soy independiente, y con el tema de la pandemia me quedé con poco trabajo de contadora ya que varios negocios han cerrado. Y sin deprimirme he iniciado otro proyecto para nosotras las mujeres, y es que me encanta tejer y coser por lo que voy a hacer regalos y chucherías que nos gustan a nosotras y que no sean muy caras. Pero es totalmente cierto lo que dices en este post, no tomar muchas cosas a la vez, por lo que voy a hacer cada proyecto y cuando lo termine empiezo otro. Muchas gracias Sara por estar cerca nuestro en estos tiempos que nuestra cabeza funciona a mil pensando un montón de cosas feas. Gracias por alegrarnos el día con tus post. Un beso grande!!!

    Responder
    • Hola Gabriela, ¡gracias por escribir por aquí!
      Me alegra que te haya gustado. Te mando mucho ánimo con ese nuevo proyecto, ¡a por ello! Me encantaría saber tejer. :)
      Gracias a ti por alegrarme con tu comentario, ¡un abrazo!

      Responder
  4. Gracias por tus palabras , nos ayudas a muchas a enfocarnos, en mi caso, a mi misma a terminar algo que he deseado desde hace tiempo en dedicarme tiempo a mi , a reorganizar mi vida , que es lo que quiero de ahora en adelante , no importa cuanto tiempo me lleve o cuando nos permita esta pandemia poner fechas pero uno de mis proyectos o sueños es viajar y conocer España
    Desde aquí de Argentina te mando un beso enorme y un abrazo . Hasta el próximo posteo …

    Responder
    • Hola Cary, gracias a ti por comentar. :) Te mando muchos ánimos con ese proyecto, a por ello. ;)
      ¡Otro abrazo fuerte de vuelta!

      Responder
  5. La historia de mi vida!!! Pensé que era la única que tenía 93648393 proyectos empezados y otros pendientes de empezar. Aún no logro depurarlos pero me gustaron mucho tus tip, voy a ver si abordando objetivos semanales para ir acumulando metas me funciona.

    Un abrazo ;)

    Responder
    • ¡Hola Andrea! Ayyy pues nada ya somos dos (bueno muchas más me temo). Yo estoy en ello, depurando mucho, contenta con los avances. :)
      Un abrazo.

      Responder
  6. Totalmente, cuando me siento productiva e inspirada me creo que tengo tiempo y ganas de poder hacer mil cosas que me gustan, me descargo el contenido, o busco la información necesaria para leer y después poder ponerlo en práctica… y después me doy cuenta que ahí está, muriendo de la risa por falta de tiempo, y cuando lo he tenido porque no me ha apetecido.
    Me hice una lista con algunos pendientes, los que más me apetecía para poder terminarlos pronto e ir haciendo nuevas listas con pequeñas cosas para terminar, no me atrevo a hacer una sola lista, ¡sería interminable!

    Responder
    • Hola Aurora, ¡gracias por comentar! Sí, me pasa parecido, es como que la ilusión o el «chute» de novedad se va rápido. Y ahí es donde me doy cuenta de que solo quería ese algo por la novedad, no porque realmente tenga valor para mí dedicarle tiempo. :) O al menos yo lo he sentido así. ¡Un saludo!

      Responder
  7. me encanta apesar de que soy nueva

    Responder
    • ¡Gracias! Me alegra que te haya gustado. :)

      Responder
  8. Hola Sara! Soy nueva mi nombre es Margarita y esta mañana tomando mi café he leído tu post…. me siento tan identificada con todas vosotras que he decidido comentaros como me siento.
    Siempre he pensado que mi problema de empezar proyectos y no terminarlos era una enfermedad, que sin ayuda externa no lograre curarme.

    Tengo una habitación llena de cajas con manualidades empezadas, si me gusta empezar nuevos proyectos pero después por falta de tiempo o de interés los dejo arrinconado. Y pienso que algún día volverá la ilusión para terminarlos.
    Pero solo tengo ganas de empezar nuevos proyectos, es como si por fin encontré mi gran proyecto, empieza con gran ilusión y me paso horas, días y semanas creando ……..
    Pero me desanimo quando veo que no me queda perfecto y me da vergüenza enseñarlo o regalarlo.
    Así que recojo todo y lo meto en una caja.
    No se si algún día podre reacer mis proyectos, no tengo tanto tiempo y lo más importante es que tengo que estar inspirada para ello.
    Muchas gracias por tu post…me esta ayudando a descubrir que no soy la única que tiene este defecto.
    Besos i mil gracias

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.