El porqué llevo siempre una libreta durante mis vacaciones
27 julio, 2016 |

(Y te servirá para el resto del año…)

Esta manía o costumbre la llevo haciendo durante muuuchos años… Es tan importante como no olvidar mi cepillo de dientes o el bikini, es mi compañera de aventuras.

Este post sigue en línea con los anteriores, lleno de ideas que puedes hacer en verano, y que te vendrán genial para comenzar septiembre renovado, ordenado y simplemente genial, a lo Avellana. Y es que no te hablo de crear un cuaderno de viajes o de recuerdos (que de esto hablaremos en otro post más adelante, y tanto que hablaremos…), sino de aprovechar el descanso para relajarte, meditar y reflexionar, cargar las pilas.

No te pasa que cuando estas justo en la ducha relajada, sin pensar en nada, es cuando de repente se te ocurre una súper idea. O cuando sales a dar un paseo (en mi caso la base de mi deporte diario, por no decir mi único deporte diario) de repente «unes los puntos» y entiendes todo.

 

Efectivamente, querida, eso es, necesitas una libreta a mano para meditar y pensar. Ese será nuestro siguiente reto veraniego, rellenar la libreta de ideas, de reflexiones, de pensamientos, de garabatos, de cualquier cosa que se nos ocurra… ¡manos a la obra!

1 // RELAJACIÓN + SOLEDAD

Se trata de buscar esos momentos de relajación, de relax, de estar tú sola con tus pensamientos, y sobre todo inspirada por un lugar nuevo para ti.

Vamos a sentarnos cómodamente en nuestra hamaca y abrir esa preciosa libreta que llevas en tu capacho (y que nadie entiende porque la llevas). Es el momento perfecto, organiza todo acorde a ti. Y si hay ruido, cascos con música relaxing.

Sé que muchas veces no es fácil encontrar un momento de soledad, ¡pero al menos inténtalo! A lo mejor recién levantada con tu café y tus vistas al mar, o después de comer cuando todos se echan la siesta quedarte bajo la sombrilla y tus olas de mar de fondo, o por la noche, después de un día de patearte la ciudad.

libreta-reflexiones

2 // LECTURA INSPIRADORA

La lectura ayuda, y mucho. De cualquier temática, es más fácil conseguir que de repente algo se te ocurra, así que la libreta debe ir obligatoriamente siempre al lado de tu libro o de tu móvil.

Cualquier idea, palabra, color, tontería, directa a tu cuaderno (y si es posible, con la fecha y el libro o artículo de donde ha venido esa idea). Y si te sientes motivada, cierra el libro, ¡y sigue dando alas a esa idea! Por ejemplo, con mapas mentales o con listados.

3 // ESCRITURA POR GUSTO

Esta puede sorprenderte. Déjate llevar por lo que has visto en el viaje, por lo que has comido o sentido, los paisajes, intenta describirlos. Siéntete Hemingway en sus estancias en Cuba, escribe un relato cortito pero que te haga sentir feliz en ese momento. Observa a la gente de tu alrededor, piensa de que podrían estar hablando o qué historias esconden detrás… quién sabe, quizás después de este verano escribes tu primer bestseller.

¡Dibuja! Pequeños bocetos con los que relajarte todavía más, que acompañen tus reflexiones o tus planes para el futuro, saca esa creatividad. Mi teoría es que de una actividad creativa, sale otra, y de otra, una idea a tener en cuenta. ✩

reflexiones-vacaciones

4 // REFLEXIONA

Prueba la escritura para desahogarte, para sacarlo todo. Escribe todo lo que sientes, lo que te ilusiona en ese momento, lo que te preocupa, lo que quieres cambiar con el nuevo curso, lo que te apetece solucionar.

A veces viene bien soltarlo todo, que salga, y darnos cuenta de futuros objetivos, de revisiones que tenemos que hacer. A veces las prioridades cambian y ni nos damos cuenta. Además, ¡plantear nuevos retos, objetivos y hazañas a conseguir siempre es motivador!

Haz pequeños brainstormings, o lluvias de ideas, cortitos, cuando te sientas en modo inspiración y esperando tu siguiente vuelo. Pequeñas dosis vitaminadas de 5 minutos para rellenar una hoja: de planes para el año que viene, de ideas para posts, para tu negocio, para sorprender en el trabajo, para cuidarte más, para que tu casa sea más cuca…

libreta-reflexiones2

5 // REVISA

Luego, cuando vuelvas a tu espacio de trabajo, a tu hogar, o te veas con ganas de poner todas esas ideas en contexto analiza. Ve punto por punto, reflexionando con todas ellas, revísalas y clasifica a tu Evernote en su correspondiente lugar de ideas (echa un ojo a este post). Incluso si es algo sobre lo que puedes actuar ya… ¡al calendario directo!

Son nuestros tesoritos, nuestras ideas que surgen del modo relajación, aquellas que aparecen después de la época de estrés y en las que no nos había dado tiempo a pensar, ni meditar. Las más auténticas. Pero claro, si luego estas ideas se quedan en un cajón no servirán de mucho… ¡Hay que ponerlas en acción!

libreta-vacaciones-2

6 // LIBRETA DE TESOROS

Ahora, después de revisarla, no creo que la hayas rellenado entera (a no ser que seas una machine de la escritura y durante tus vacaciones en Benidorm te haya dado tiempo a escribir un libro, nunca se sabe). La idea es que la guardes para el próximo viaje, donde iras apuntando siempre la fecha. O incluso en tu próxima escapada donde quieras que salgan ideas, tu libreta de tesoros.

Esto será como tu calentamiento para septiembre, tu gasolina, ¡tu cuaderno que llenarás de ideas, sueños y metas para el próximo curso!

¿Tú también eres de las que lleva una libreta en vacaciones? Cuéntame en los comentarios… :)

Imágenes: Estudio Avellana

IDEAS PARA UN USO RESPONSABLE DEL PAPEL

Desde mi estudio me gustaría transmitir la importancia de realizar un uso sostenible del papel junto a otros artículos de papelería. Solo tenemos un planeta y siento que es responsabilidad de todos cuidarlo. :)

Por ello desde aquí me gustaría animarte a que hagas un uso responsable del papel:

♡ Piensa antes de comprar si realmente lo necesitas (y si podrías reutilizar antes algo que ya tengas).

♡ Reutiliza siempre que puedas libretas o agendas ya empezadas (como folios «a sucio», volviendo a encuadernar esos papeles sin usar, arrancando sus hojas y dándoles una segunda vida…).

♡ Imprime solo si es realmente necesario y si es posible siempre a dos caras o dos páginas por hoja.

♡ Utiliza alternativas al papel siempre que puedas como pizarras, herramientas digitales, papel plastificado con el que se pueda reescribir etc.

♡ Intenta utilizar papel 100% reciclado con el certificado Angel Azul o que tenga el certificado FSC® 100% que asegura una gestión sostenible de los bosques y de las personas que trabajan en el sector.

♡ Recicla todo el papel tras su uso en el contenedor azul.

REGALO

¿Has descargado ya tus imprimibles del trimestre? :)

12 Comentarios

  1. Hola!!!!
    Yo siempre encima el Bujo y una libreta finita donde apunto de todo. Me sirve de diario, de inspiración…. apunto lo primero que me viene a la cabeza, copio textos que me gustan, pego fotos y recortes…. Es súper liberador!!!
    Un beso

    Responder
    • Hola Conchi! Gracias por comentar!!
      Genial, así que llevas las dos cosas, eso es una buena idea la verdad! A ver si este verano consigo ponerme más en modo «creativo» y le incluyo recortes y más dibujos…
      Luego son autenticas obras de arte,
      Un beso.

      Responder
  2. Estas serán mis primeras vacaciones con mi BuJo, así que probaré hacer las anotaciones que dices. Pero llevaré sólo el BuJo, sin libretita adicional. Así me lo propuse para no acarrear tanta cosa. Antes usaba agenda para la vida diaria, agenda para el trabajo y cuaderno para el blog. con el BuJo lo reduje a una sola cosa. Probaremos en las vacaciones. Beso.

    Responder
    • Hola! Genial, a mi también me gusta tener todo lo que pueda junto, para no andar con mil cosas de un lado a otro. Aunque es verdad, que no me gusta llevar la agenda en vacaciones, prefiero despegarme, no recordar horarios ni calendarios :)
      Ya me contarás si escribes muchas cositas!
      Mil gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Responder
  3. Hola «avellaneras», pues yo hace unos meses que comencé crear un bujo, aunque reconozco que a medida que vas avanzando te das cuenta de cosas que puedes mejorar, o que haciéndolo de otro modo sería más práctico, en fin, digo esto porque mi bujo es un libreta encuadernada, y tengo que echar mano de otras libretitas, pues para ésta de vacaciones, u otra de reflexiones, no se, pienso que si fuese de anillas podría ir añadiendo hojas a medida que se termine y tener una para todo.. Y vosotras, que formato de bujo os resulta más práctico? Gracias, Sara, por este blog tan motivador y original.

    Responder
    • Hola Gemma, ¡mil gracias por comentar!

      Para mi, es mucho más cómodo el formato anillas, para organizar mejor y dividir los diferentes temas sin mezclar. Prueba y sino vuelves a la libreta de toda la vida!
      Aunque para cuadernos de cocina o llevarlo de vacas prefiero los cuadernitos :)
      Un abrazo!

      Responder
  4. Hola ! me encantan tus ideas. Ha sido toda una suerte dar contigo. Te cuento que ya tengo mi cuaderno diario de verano, uno sencillo pero decorado con mucho amor.
    Y muchos bolis de colores, muchas ideas e inspiraciones.
    Me recarga las pilas por la mañana y me ayuda a descansar por las noches.
    Gracias por inspirar.
    Un besote muy grande

    Responder
    • Hola Margaret,

      ¡Mil gracias por comentar y por tus palabras tan bonitas! Me alegra muchísimo que te estén sirviendo los cuadernitos y los bolis de colores, que te inspiren y al final te hagan más feliz. Un besote!

      Responder
  5. Especial, como siempre…

    Responder
    • ¡Muchas gracias Yeny! Un abrazo fuerte :)

      Responder
  6. ame el post, muy bueno. muchas gracias

    Responder
    • ¡Muchas gracias Martha! Me alegra que te haya gustado :)

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.