Paz y rutinas
18 septiembre, 2018 |

Me sorprenden las personas a las que no les gustan las rutinas, los hábitos, lo que se hace siempre igual una y otra vez, o parecido y con algún matiz. Puede que a priori parezca aburrido, monótono, pero creo firmemente que si lo mezclamos con la improvisación o incluso con épocas un poco «más caóticas» podemos alcanzar el equilibrio perfecto.

A mí me pasa. Cuando llevo muchos días de vacaciones o en un momento de mi vida en el que, por lo que sea, todo está patas arriba o más desordenado, echo mucho de menos mis rutinas.

Preparar el desayuno, mi lavadora de los lunes o la compra de los viernes. Hacer la cama, sentarme con un café a revisar los emails o mis paseos de la tarde. Puede que todo parezca parecido, pero aun así, si somos capaces de fijarnos en los detalles, ningún día es igual. Me gusta detectar lo memorable, lo bonito del día.

Estas rutinas, estos rituales, consiguen que sea más consciente de lo que hago. Me aportan paz mental y sobre todo ayudan a que mi cabecita no tenga que pensar demasiado. Es como si ya estuvieran programadas dentro de mí, todas esas rutinas, y por lo tanto «solo» me tengo que centrar en pensar en los proyectos importantes, en crear, en escribir, en planear.

Una sensación de paz, de armonía, de orden. Así que si todavía sigues con el síndrome postvacacional, mira de esta manera a tus rutinas, a tus benditas rutinas. ^^

Cuéntame Lady, ¿te gustan tus rutinas diarias? ¿Las has llegado a echar de menos? ;)

Imagen: Haute Stock

REGALO

¿Has descargado ya tus imprimibles del trimestre? :)

8 Comentarios

  1. Madre mía, ¡cómo te entiendo! . A mí me pasa lo mismo y el verano se me hace muy largo… Pero bueno, ya he vuelto a las benditas rutinas, y cada vez me siento más equilibrada; aunque echo un poco de menos la playita…
    Por cierto, me encanta todo tu blog, porque se nota que le pones muchas ganas e ilusión. Y también quiero agradecerte que hagas tantos descargables, ya que me ayudan mucho en mi día a día. Besos desde Madrid ?

    Responder
    • Hola Claudia,
      ¡Mil gracias por comentar! Y por tus preciosas palabras :-D
      Ay yo también echo de menos la playita, se nota que somos las dos madrileñas ;)
      Un abrazo fuerte

      Responder
  2. A mi así a priori no me gustan las rutinas, odio la vuelta al cole, ir siempre con los horarios marcados, no me gusta nada, sí me gustan mis pequeños momentos, ese café mañanero en soledad, el orden y mis listas de la compra… de todas formas, no sé si solo lo hago yo, pero a mi lo que me funciona es encontrar o repensar esas pequeñas rutinas que me ayudan a sentirme en paz, así pues en vacaciones la rutina es levantarse tarde, no correr como pollo sin cabeza, pasar tiempo «agitanados» y cuando estamos ya de vuelta, hay otras pequeñas rutinas.

    Responder
    • Hola Maite, ¡gracias por comentar!
      Bueno yo me refiero sobre todo a las rutinas que nos gustan :-D
      Y claro, a mí me encanta esa sensación de libertad y sin agenda de las vacaciones, ¡de hecho soy anti-organización! Pero es verdad, que cuando ya llevo mucho tiempo así mi cuerpo me pide rutinas ;)
      Un abrazo fuerte,

      Responder
  3. Me encantan las rutinas, el llevar un orden, ayúdame Sara ya que soy un desastre, por motivos de salud no puedo trabajar ahora ni hacer casi nada en casa, la comida si y algo mas. Me levanto a las 8 le preparo el desayuno a mi hija y la llevo a la parada del bus, y luego me quedo sentada desayunando postergando, quiero empezar a estudiar desde casa pero soy un desastre no doy encontrado el momento. Te agradecería tu ayuda Eres genial y me encanta todo lo que escribes

    Responder
    • Hola Paula,
      ¡Gracias por comentar! Y por tus bonitas palabras :-)
      Si quieres, escríbeme casi por email vale? Y así me cuentas mejor y charlamos con más calma,
      Un abrazo,

      Responder
  4. Me uno al agradecimiento por los descargables ?…en cuanto a rutinas, no las llevo todas bien…y es cierto que eso me desequilibra…una que estoy cogiendo es planchar de modo previsor, en función de lo que voy a llevar puesto durante la semana…y aunque no consigo quitarme toda la plancha de encima, al menos me libera de estrés mañanero.beso.

    Responder
    • Hola Noemi, ¡gracias por comentar! :)
      Quizás la clave pueda ser hacerlo más ameno o divertido (por ejemplo, escuchando un podcast que te guste mientras planchas o tu programa favorito). A mí me suele pasar que si alguna rutina importante me la salto es como si se me descolocara el día!
      Un abrazo,

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.