Ideas para planificar tu tiempo de ocio
2 mayo, 2019 |

Ay mi avellana, parece que todas vivimos en el permanente estado de “estoy muy liada” (frase, por cierto, que desde hace tiempo intento no decir ;) y nuestras agendas están llenas de reuniones, trabajo pendiente, proyectos en marcha…  pero un momento, ¿y el tiempo de ocio?

No es difícil verlo en muchas personas, que son unos “cracks” organizándose a nivel laboral pero luego no llevan a la práctica lo mismo en su vida personal. Y creo que es muy interesante incluir en la agenda, no solo los asuntos personales de los que ocuparnos (recados, llamadas, compras etc.) sino también el tiempo de ocio y de descanso.

No sé si a algunas de vosotras os pasará pero tengo la sensación de que si no lo apunto, no lo hago. Es decir, al final, y como tengo tantos asuntos entre manos, si en mi agenda no tengo asignado un tiempo para dedicarme a mí o a algún proyecto que me haga ilusión, no lo hago y acabo “llenando el día” con otras tareas.

Y no solo no lo haces, sino que no le das prioridad. Es decir, si te proponen otra actividad seguramente no le des la importancia que merece que ese día has decidido quedarte la tarde leyendo porque quieres descansar. Respetar ese tiempo para ti y no solo los compromisos con el resto.

Por ello, hoy quería traerte algunas ideas para planificar ese tiempo de ocio / relax en las agendas, ¡y darle la importancia que se merece!

★ Una manera de asignar este tiempo es añadiendo desde el principio, a esa “planificación base”, unos bloques de tiempo “fijos” dedicados al ocio. Por ejemplo, podría ser que todos los miércoles por la tarde los voy dedicar a mí, a darme cremitas, pintarme las uñas y estar relajada, sin más. O tener un día de “chicas” con tus hijas en el que hacéis algo especial. Crear así unas rutinas fijas, y bien pensadas, con las que incluir tiempo de descanso de alguna manera durante las jornadas.

★ Tener un listado de proyectos personales o hobbies a los que te apetezca dedicarle tiempo. Por ejemplo, quizás sepas que cada día, más o menos de 20:00 a 22:00 (me lo invento) tienes tiempo libre. Si no te gusta planificar tu vida con tanto detalle, podrías tener una lista a mano en tu agenda con actividades en las que avanzar (como por ejemplo: pintura, desarrollo personal, leer algún libro interesante, investigar sobre jardinería…).

★ Tener un listado de planes chulis a hacer. A mí por lo menos me pasa, de repente tengo un sábado la tarde libre, me apetece hacer algo diferente y me quedo con la mente en blanco… ¡pues tiremos de esa lista maestra! Con planes que te hayan propuesto en tu ciudad, restaurantes recomendados, lugares que te gusten etc.

★ Acostumbrarse a apuntar con tiempo también los eventos personales o quedadas con amigos, planes, cumpleaños que siempre tienes… en la agenda. Así luego no habrá malentendidos y será más fácil planificar tus comidas o las limpiezas del fin de semana.

★ También puedes aplicar el concepto de planificar bloques de tareas similares con tus temas personales (y no solo profesionales). Por ejemplo, quizás decidas meterte “de lleno” durante horas en un hobby toda la tarde del jueves o alternar bloques de trabajo y de descanso de manera pensada y meditada para ir compensando tu energía (como por ejemplo, dedicar tiempo después de comer a algún proyecto personal o artístico y luego seguir trabajando).

Eso sí, yo reconozco (probablemente por mi tendencia a planificar y a organizarlo todo :-D), que necesito de vez en cuando días sin nada en la agenda. Que vayan creándose solos, sin planificar, haciendo simplemente lo que me vaya apeteciendo. ^^

¡Cuéntame bonita! ¿Sueles planificar tu ocio y tus momentos de descanso? ¿Los apuntas en la agenda?

Imágenes: Haute Stock

Tu comentario no saldrá automáticamente. :) Tardo un poquito en aprobarlos, ¡gracias por comentar!

10 Comentarios

  1. Excelente tema este Sara, justamente estos días estaba pensando en esta difícil tarea de poder tener tiempo personal para cosas simples como arreglarse las uñas o seguir un proyecto de costura, bordado, leer o cualquier actividad relajante que me gustan a hacer a mi (y a mi alma!). Gracias por estos tips, lo de agendar estas actividades con la misma importancia que las otras me parece genial porque de lo contrario terminamos dejándolas para cuando terminemos todo lo que significa en general no hacerlas nunca! También la lista de cosas que nos gustarían para sacar en momentos de ocio inesperado me pareció genial ;)

    Responder
    • Hola Amelia, ¡muchas gracias por comentar!
      Totalmente, ¡a mí al menos me pasa! Si no lo agendo, no lo hago :(
      ¡Me alegra que te haya gustado el post!
      Un abrazo.

      Responder
  2. Hola Sara! yo apunto en mi agenda los «deberes» pero también los «placeres»…muchas veces me ayuda a recordar cuando quedé la última vez con alguien, cuando fui al cine…y me organizo también con planes si hay actividades culturales en otras ciudades o lugares que me apetece visitar…¡la vida es una y todo no son obligaciones!

    Responder
    • Hola Noemí, ¡gracias por comentar! :)
      ¡Genial! Totalmente, hay que incluir esos placeres en la agenda,
      ¡Un abrazo!

      Responder
  3. Hola Sara, una vez por semana me dejo la tarde libre con las siglas DFN (dolce far niente , en Italiano) para disfrutar de no hacer nada, y mi respuesta sobre ese momento al mirar mi planner es «estoy ocupada»o «ya tengo planes», al principio me sentía un poco rara, por que no está socialmente aceptado frenar y disfrutar, pero con el tiempo se me hizo habito
    gracias por recordar la importancia del tiempo conmigo

    Responder
    • Hola Tamara, ¡muchas gracias por comentar! Me han encantando tus siglas DFN, ¡me lo apunto para mí!
      Ay cómo me gustan esos días «vacíos en la agenda», ¡es como realmente descanso!
      Un abrazo fuerte

      Responder
  4. Oh, yo no planifico el tiempo libre… pero por rutina me ha venido solo. Me explico: como me organicé para dedicarme a tope al trabajo sin matarme pues trabajo centrada hasta las 8 de la tarde y ya no me permito seguir más. Así que empecé a ver series después de cenar y eso se ha convertido en una rutina de ocio fijada, jajajaja. Y lo mismo con salir, los fines de semana procuro unas horas para visitar a mi familia y salir juntos a merendar :) ¡Regresas al trabajo con energía nueva!

    Responder
    • ¡Hola! Mil gracias por comentar :)
      Claro, a mí a veces me pasa que si es una planificación que ya tengo muy interiorizada se ha convertido en rutina y no lo suelo apuntar, como por ejemplo mi paseo largo del fin de semana :) ¡Un abrazo!

      Responder
  5. Hola! Tu post me ha venido como anillo al dedo. Me resulta super complicado darme un tiempo de ocio y todo por no ser capaz de fijar un tiempo para ello en mi agenda. Se me olvida, siempre con mil cosas en la cabeza y al final del dia siempre me digo lo mismo «¿Y mi tiempo de ocio?»
    Asique mi objetivo de aqui a un tiempo va a ser «TENER MIS MOMENTOS PARA HACER LO QUE REALMENTE ME GUSTA, O PARA NO HACER NADA» . Esperemos sea capaz de cumplirlo y descansar un poco de tanta rutina impersonal.

    Responder
    • Hola Pilar, ¡mil gracias por comentar! Me alegra que te haya gustado el post :)
      ¡Venga, a ver si consigues sacar esos ratillos para ti! ¡Ánimo! Un abrazo.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.