3 pasos para entregar tus proyectos a tiempo
15 octubre, 2020 |

¡Hello mis ladies! Vengo con un tema que algunas de vosotras me habéis consultado en algún momento y que tenía ganas de resumirlo y ponerlo por escrito: cómo lidiar o gestionar las entregas de trabajos. Con esto, me refiero a aquellas entregas en la universidad, proyectos con fecha límite en el trabajo, algo a entregar en un momento concreto a un cliente etc.

Y no solo eso, yo misma, que no trabajo a día de hoy con demasiadas entregas «exteriores» me pongo a veces fechas límite. Así que incluso si trabajas tú sola o no existe un momento exacto para terminarlo creo que es interesante tener siempre una fecha en mente. Primero porque creo que el tiempo se alarga normalmente hasta el infinito y más allá :-D y segundo, porque en ese momento se abre el proyecto, empieza el compromiso real, se le da forma, etapas y un fin concreto.

Así que nada, hoy he querido resumir por aquí lo que sería para mí los tres pasos generales a la hora de cumplir con una fecha límite y gestionarlo de la mejor manera posible para no estresarnos. ¡Allá voy!

1 / Acertar con las estimaciones

Bien, antes de nada, me gustaría recalcar que creo que es importante que siempre exista una fecha de entrega y sobre todo cuando trabajamos con otras personas. Si se delimita desde el principio es más probable que luego no haya imprevistos, enfados, problemas… Tanto por nuestra parte como por parte del resto el equipo, para mí es básico crear este compromiso. Otra cosa es que luego haya que tener también flexibilidad para moverlo en caso de que no pase nada, pero en general, creo que es interesante trabajar siempre con fechas.

cumplir plazos ideas

Por otro lado, cuando me refiero a acertar, me refiero a que si tenemos que estimar cuánto vamos a tardar y por lo tanto cuántas horas necesitamos dedicarle es importante que no nos equivoquemos. :) A veces no es fácil, lo sé, pero siempre hay trucos para afinar el tiro, como por ejemplo basarse en la experiencia pasada, preguntar a coleguis

Una vez que lo tengamos estimado para mí lo más fácil es planificar hacia atrás (os conté un poco más sobre ello en este post) para ver cuántos días nos va a llevar y cuándo deberíamos ponernos manos a la obra. Aquí no hay que olvidar los timings que pueden tener otras personas (por ejemplo si delegamos, si hay que comprar o imprimir algo etc.), ¡tener en cuenta todos los factores!

Y finalmente, algo que no falla y que yo siempre he hecho es dar más tiempo de sobra (o al menos, intentarlo). No solo para repasar sino para curarnos en salud… ¡los imprevistos o problemillas son parte de la vida misma!

2/ Trabajar con constancia y disciplina

Una vez que ya sepamos cuántas horas necesitaríamos aquí yo creo que lo interesante sería asignar un horario a este proyecto concreto. Con ello, podremos ir poco a poco, sin prisas, con calma, tocando un poquito cada día el tema y compaginándolo con otras entregas o trabajos si fuera necesario.

De hecho, la gracia o lo difícil del asunto, en ocasiones, es compaginar esa entrega concreta con otros trabajos que además tenemos en marcha, junto a las tareas habituales que hay que hacer cada día. Por ello, es importante estimar las horas lo mejor posible e ir cuadrando cada día a qué nos vamos a dedicar y en qué momentos exactamente.

También puede ser interesante tener esta fecha siempre a la vista o algún listado o cuadrito con entregas, estados, colores por urgencia… ¡cualquier cosita que nos ayude a asegurarnos de llegar al plazo será bienvenido!

3/ Revisar, revisar y revisar

Para que no se nos escape ninguna entrega o ver si hay que aumentar más horas en un proyecto o en otro yo siempre soy partidaria de las revisiones. Tanto a nivel diario, semanal, mensual y trimestral, las revisiones nos sirven para ver cómo vamos, trabajar con antelación, hacer un seguimiento de lo que se ha delegado, estimar mejor las horas, no darnos un sustillo por urgencias… Vamos, en resumen, qué vivan las revisiones. :P

Contadme avellanas, ¿cómo soléis organizar las entregas?

Imagen de @daniellajardim en Unsplash

REGALO

¿Has descargado ya tus imprimibles del trimestre? :)

10 Comentarios

  1. Por mi parte soy alumna de secundaria, supongo de las lectoras más jóvenes, y con las entregas de materias de forma online siempre trae estragos, sumado a que todas nuestras actividades se realizan mediante plataformas, y se suman las tareas diarias

    Responder
    • Hola Florencia, claro, ¡no es fácil! Si necesitas alguna ayuda extra no dudes en escribirme, ¡un saludo!

      Responder
  2. Como caída del cielo, gracias.

    Responder
    • A ti Perla :) ¡Me alegra que te haya gustado!

      Responder
  3. Gracias por todo. ((‘:

    Responder
    • A ti por comentar Emilia :) ¡Un saludo!

      Responder
  4. ¿Cómo suelo organizar las entregas? Como puedo, jaja, soy un desastre con los tiempos. Poco a poco voy aprendiendo, ahora estoy en esa fase de prueba-error aplicándolo a mis proyectos personales, y me está costando mucho porque no acierto ni de lejos con el tiempo, una cosa que puede que me lleve una hora igual le doy un día y otra cosa que me cuesta más le pongo una semana y me lleva dos…
    En tema de clases siempre he sido bastante ordenada, porqué he intentado llevarlo todo al día y termina las cosas cuanto antes.
    EL post me viene genial, seguro que me ayuda, ¡muchas gracias!

    Responder
    • Hola Aurora, jaja, bueno, como todas entonces. :) No es nada fácil atinar con el tiempo la verdad… En mi caso, mi truco es darme más tiempo. Me alegra que te haya gustado el post. :) Un abrazo.

      Responder
  5. Hola me ah gustado mucho, y la verdad es que si esta pandemia me ah dado tiempo de algo es de intentar cosas nuevas, si necesito mas organización por que si bien entrego todos mis trabajos escolares (estoy en preparatoria), no hago todo lo que me gustaría, saludos y gracias.

    Responder
    • Hola Valeria, ¡muchas gracias! Me alegra que te haya gustado el post, ¡un saludo!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.