Reajustar nuestras expectativas
13 marzo, 2018 |

Sí, seguramente sea un post algo reflexivo pero que está directamente relacionado con la planificación de tareas y la organización. Y es algo tan sencillo (y tan complejo) como reajustar nuestras expectativas, recalibrar lo que esperamos hacer durante un día.

Estaba leyendo este artículo sobre Wabi-Sabi de la maravillosa Drimvic (si no la conoces te recomiendo que te pasees por su blog , te va a encantar) y de repente leí una frase que me hizo parar en seco: “reajustar nuestras expectativas sobre todo lo que nos cabe en un día”. Y me puse a mirar al horizonte en plan pensativa… :P

Aplicándolo a mí, a mis amigas, a mis familiares, a mis clientas, a vosotras Avellanas, me di cuenta de que precisamente ese puede ser un problema raíz. Que sí, que muchas veces es que “pecamos” de ser poco productivas, algo ineficientes o perdemos el tiempo, quizás no planificamos del todo muy allá, pero antes de estos factores… ¿Seguro que todo eso que queremos hacer nos cabe en un día? ¿En una semana? ¿En un plan para un mes o un año?

Muy relacionado con lo que ya te hablé en su momento, el llamado movimiento Downshifting, hoy te pregunto, así, directamente, a los ojitos: ¿Seguro que todas esas actividades y obligaciones caben en un día? No te digo que dejes de hacer cosas ni mucho menos que olvides tus maravillosos proyectos, solo te planteo que analices un poquito «un día tipo» en tu vida. Que lo evalúes objetivamente y quizás, solo quizás, dejes de ser tan dura contigo misma. :)

Puede, que esa sea una de las razones por las que al final del día sientes que no has llegado a todo, que te faltan mil cosas por hacer, que de nuevo podrías haber hecho muchísimo más. Una sensación tan típica de estos tiempos, en los que no podemos parar de hacer, hacer y hacer.

Cuéntame Lady, ¿crees que es interesante “reajustar las expectativas”?

Imagen: Haute Stock

REGALO

¿Has descargado ya tus imprimibles del trimestre? :)

6 Comentarios

  1. Hola!

    Creo que es importantísimo reajustar las expectativas para no sentirse frustrado o con la sensación de que no hemos hecho nada porque nos bloqueamos muchas veces en una sola tarea por el hecho de pensar las tantas que nos esperan por hacer a lo largo del día. Actualmente, en según que trabajos, es complicado tener un pensamiento más ‘relajado’ en el que puedas cambiar de ‘chip’ y pensar que lo que no puedas hacer hoy ya lo harás mañana porque te exigen mucho y es cuando aparecen las malditas horas extras no pagadas, que te quitan el tiempo para ti, familia y amigos. Por eso, yo intento ser un poco reivindicativa y acabar lo que está en mi mano en el dia a dia ‘reajustando mis expectativas’ porque será un bien para mi y los demás. Lo que se hace deprisa y corriendo no siempre sale bien y eso es mucho peor.

    Responder
    • Hola Marta, ¡mil gracias por comentar por aquí! Totalmente de acuerdo, es super habitual quedarse bloqueado en una tarea o estar pensando ya en las siguientes que quedan por hacer sin haber terminado en la que estamos… ¡yo lucho contra ello! :)
      Y en el resto, pienso exactamente igual, da mucha rabia cuando algo se trata como urgente cuando no lo es o cuando el trabajo sale mal por hacerlo deprisa.
      ¡Un abrazo!

      Responder
  2. Sí, estoy de acuerdo en esto de reajustar las expectativas, yo tengo un montón de planners y listitas de cosas por hacer y nunca puedo terminarlas!!! tengo agendas viejas con pendientes eternos, que algunos han perdido sentido pero las guardo porque hay anotaciones de pelis que nunca vi o libros o detalles… ahora estoy tratando en lo laboral de mantener los pedidos por mail al día (soy liquidadora de sueldos) y en lo personal, agendar una sola cosa por día, de esa manera, me está quedando tiempo para adelantar en otras cosas que no están agendadas… ya sé que una cosa solamente es poco, pero así siento que estoy adelantando, de lo contrario, llego frustada a la noche y sin ganas de arrancar al día siguiente…
    Me encanta tu página, Sara!!!

    Responder
    • ¡Hola Stella! ¡Muchas gracias por comentar por aquí! :)
      Ayyy si es que al final nos pasamos con tanta tarea jeje. Me gusta tu idea de centrarse «solo en una cosa al día», ¡me lo apunto!
      Un abrazo.

      Responder
  3. Hola Sara : muy buena la reflexión… Yo hace un tiempo que estoy tratando de vivir en modo slow. Pero tengo que parar y pensar de tanto en tanto, como estoy haciendo las cosas, porque me engancho en sacar cosas adelante y termino agotada… Creo que tenemos que discernir bien que es lo importante y que es lo urgente… Y también si da, poner límites a la demanda de los demás…

    Responder
    • Hola Ofelia,
      ¡Mil gracias por comentar! :) ¡Ya somos dos!
      Yo también intento parar de vez en cuando y pensar, analizar las tareas que hago y cómo o porqué las hago, creo que es un ejercicio muy interesante.
      Un abrazo.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.