La revisión de tareas
19 diciembre, 2015 |

La revisión, la clave del éxito. Y no hay más que hablar.

Tener un super sistema organizativo en nuestras vidas sin revisiones, no sirve de nada. Esto será lo que nos dará tranquilidad, lo que nos dará esa sensación de tener todo bajo control, de simplicidad, de que todo lo tenemos atado. Bye bye a esa sensación de agobio, de que no llegamos. Suena bien, ¿verdad?

Lo que siempre digo, cada maestrillo tiene su librillo. Te voy a contar como lo hago yo, pero la revisión ya dependerá de tu tiempo, tu nivel de energía y tu complejidad de vida. Pero tienes que hacerlas, y tener estas revisiones como una rutina interiorizada, como la compra semanal o la limpieza de la casa.

Lo he ordenado desde lo más «a menudo» que hay que revisar hasta lo más a largo plazo, ¡así que allá vamos!

1 / REVISIÓN DIARIA

El calendario es como nuestra Biblia. Es lo que sí o sí hay que hacer ese día, sin excusas, por lo tanto será lo primero que revisaremos. A mí me gusta hacerlo o bien a primera hora de la mañana para quedarme tranquila y tener claro lo más urgente a hacer o justo después de haber hecho la primera tarea que más energía me requiere (y que tengo claro que tengo que avanzar).

Es decir, imagínate que estas escribiendo un libro. Esto no es una tarea urgente de ese día sí o sí o se acaba el mundo, pero puedes aprovechar a primera hora de la mañana (si es tu momento más fresco y que mejor piensas) para avanzarlo un poquito. Luego, ya revisas las tareas del día. :)

Después de tener claro el calendario es importante revisar un par de elementos más:

  • Esas ideas, tareas, chorradas que has ido apuntando en tu libreta o te has autoenviado al email para clasificarlas donde toque (o hacerla si es algo que tardes menos de 2 minutos).
  • En mi lista de tareas a hacer echo un vistazo a las que están subrayadas con color , y por lo tanto son importantes de avanzar. Aquí luego entre el calendario y estas tareas trato de organizarlas en el día como me venga mejor.

2 / REVISIÓN SEMANAL

Es la madre de las revisiones, es la que conseguirá que llegues a ese nivel pro organizativo mágico y genial. ^^

Bueno quizás me he pasado, pero a mí me aporta una sensación de relax al final de la semana que ni te imaginas. Los viernes, para comenzar el fin de semana sin líos en la cabeza, reviso el calendario de la semana que viene. Reorganizo lo que hay que hacer y lo visualizo, veo si tiene sentido. Luego voy a mi lista de tareas que tengo clasificadas y veo que tengo pendiente, añado lo que me parece importante al calendario o la subrayo si simplemente hay que hacerla esa semana pero no en un día concreto.

3 / REVISIÓN MENSUAL

Esta revisión tiene tres patas:

  • Listas de algún día. Cosas que me gustaría hacer este año (revisión de mis finanzas, pintar un mueble de rosa, comprarme ese perfume etc.) Quizás pueda pasarla a mi lista de tareas o incluso en el calendario y seguir avanzando.
  • Revisión de proyectos. Por ejemplo, tu blog o un determinado cliente. El fin de mes es perfecto para revisar analíticas y datos, ver cómo vamos, pensar en acciones para el mes que viene etc.
  • Revisa tu lista de ideas. Un plan pendiente, un viaje que quieras hacer, un restaurante a visitar… ¡Completa tu mes de planes estupendos!

4 / REVISIÓN ANUAL

Revisarlo todo, comenzar el año con energía, replantearse los objetivos y hacer balance. Me gusta también echarles un vistazo cada tres o seis meses, para ver cómo voy, si sigo la línea, si lo que estoy haciendo tiene sentido en base a dónde quiero llegar y cómo me quiero sentir.

También al vision board viene bien darle un nuevo aire con recortes, frases, motivaciones. Aunque como ya te conté la idea es quitar, añadir o modificar elementos de vez en cuando para que los vuelvas a visualizar.

En este post te cuento en detalle cómo hago yo mi revisión anual. :)

Y un último punto importante… ¡tienes que acordarte de las revisiones! Así que, antes de que las interiorices como una rutina más añádelas a tu calendario como recordatorio. Disfruta de los días de revisión con agenda en mano, de tenerlo todo en orden y bien clasificado, de tener claro tu siguiente proyecto, tarea o plan.

¡Me encantará que me cuentes!  ¿También haces revisiones? ¿Cada cuánto tiempo?

Imágenes: Haute Stock

REGALO

¿Has descargado ya tus imprimibles del trimestre? :)

6 Comentarios

  1. yo creo que las revisiones es algo que me falla un poco, las hago de pascuas en ramos, cuando me acuerda. Tengo que cogerlas como hábito diario como bien dices. A ver si lo consigo!

    saludos

    Responder
    • Hola Lucia!
      Gracias por comentar!
      Todo es coger el ritmo y acostumbrarse. Yo es la unica forma que tengo de tener la sensacion de que esta todo bajo control :)
      Un abrazo.

      Responder
  2. De las revisiones, estoy contigo que es superimportante. A mi me da pereza hacerlas, y sé que es jugar en mi contra. Creo que la pereza esconde el miedo a decirme a mi misma que no he cumplido con lo planeado. No lo sé, pero es algo que tengo que superar. Alguna pista? Muchas gracias y enhorabuena por el blog. Escribes de una manera muy facil de leer y entender, temas muy interesantes y el material que compartes, como las fichas y demas, las agradezco mucho. Un abrazoo

    Responder
    • Hola Nuria,
      Mil gracias por comentar!!
      Puede ser… pero no tienes que sentirte mal por ello! Eso nos pasa a todos, es complicado cumplirlo todo. Yo te recomiendo que siempre intentes calcular bien el tiempo y seas realista contigo misma, para no decepcionarte.
      Para animarte a hacer las revisiones, trata de hacerlas divertidas. Por ejemplo, cada viernes, coge la agenda y vete planificando todo, añade pegatinas, tómate un cafecito a la vez, añade algún plan chulo… Trata de motivarte!!
      Muchísimas gracias por tus palabras, no te imaginas lo que me alegra que te esté sirviendo. Un abrazo bien fuertote!

      Responder
  3. Hola Sara, pues me ha gustado mucho este post! Creo que tienes toda la razón y yo más o menos lo hago pero me lo aplicaré para hacerlo bien :)

    En el post anterior, yo he pensado que lo mejor para organizar «todo esto» es en un archivador, ir poniendo las fundas transparentes y dentro meter cada cosa por separado.

    Hay una cosa que me estresa y es que en el bujo pongo por ejemplo una colección que es «ejercicio» y apunto los meses relativos al bujo los días que lo hago, sensaciones, si peso más o menos, etc…y cuando se me acaba otro bujo con otra colección que sea «ejercicio» con los meses correspondientes a esa libreta y de nuevo apunto los días….y así sucesivamente. No sé, me estresa y creo que es mejor hacer una libreta con colecciones, en este caso «ejercicio» y apuntar todo lo relativo a ese año en cuanto al ejercicio. También había pensado que en una de las fundas transparentes usarlas para colecciones: una para ejercicio, otra para cuidados del pelo, otra para libros leídos… ¿Cual de las dos opciones crees que es mejor?

    Gracias por todo guapi:)

    Responder
    • Hola Eva,

      Muchas gracias por comentar!
      Genial, los archivadores son súper cómodos para ello. Yo los utilizo mucho para proyectos. Por ejemplo, tengo uno para mi hogar, tenía otro para el curriculum y temas de empleo, otro para inspiraciones etc.

      A mi me gusta más el sistema de anillas que una libreta con colecciones por separado. Así puedes añadir hojas cada vez que quieras e irlo adaptando a ti según te funcione o no. Por ejemplo, en tu archivador, puedes tener un separador que sea «Ejercicio» y aquí añadir tu tracker, tus impresiones, trucos… Luego otro separador con libros y así sucesivamente. Así tampoco tienes que repetirlo una y otra vez cada vez que se te acabe la libreta!

      Un abrazo,

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.