5 rutinas que dejé de hacer (y me sentó genial)
10 septiembre, 2020 |

¡Hola mis avellanuskas! ¿Cómo estáis? Hoy me apetecía compartir con vosotras algunas cositas, rutinas, hábitos (relacionados con la organización) que he dejado hacer y que gracias a ello me he sentido mejor. Desde 2015 que comencé a escribir este blog he ido investigando, leyendo y experimentando a partir de mucha prueba y error en cuanto a todo esto de la organización. Así, hay técnicas que me han funcionado de maravilla, otras no tanto y hacer (o dejar de hacer) algunos hábitos ha influido un montón en mi día a día.

Y es que antes de empezar con Estudio Avellana, tampoco os creáis que me organizaba perfectamente… es algo que he ido aprendiendo, probando y afinando, pero vamos que yo era de esas que tendía al estrés con «cuatro pipas» jaja. Así que nada, aquí os dejo estas cinco cositas que espero os puedan inspirar, hacer reflexionar o incluso queráis probar. Y ya sabéis, como todo lo relacionado con la organización, cada persona es un mundo… lo que para mí es fantástico quizás para alguna de vosotras sea una absoluta tontería. :P

rutinas organización

1 / Empezar y no terminar

Y es que esta primera rutina me viene «al pelo» porque justo ahora estoy en un momento de cierres. Tengo tendencia (y creo que un poco todas) a buscar la novedad, abrir proyectos, empezar cursos, libros, poner en práctica ideas… pero claro, luego muchas de estas fantásticas acciones se quedan abiertas y sin terminar.

En mi caso, yo siento que todos estos asuntos, proyectos, tareas, sueños… sin acabar van haciendo «ruido» en mi cabeza, como ciclos abiertos que hace falta finiquitar. Así que cada vez más me centro en terminar y no en empezar. Es decir, hasta que no termine un determinado proyecto (personal o profesional) no empiezo otro, hasta que no termino un libro o un curso no me planteo leer más etc.

Y también, por otro lado y un poco relacionado con esto, intento saborear más esos «finales». Celebrarlo, ser consciente de todo lo terminado y sentirme orgullosa.

2/ Emails y redes a primera hora

En cuanto a este tema relacionado con lo digital, la tecnología, las redes, emails y demás ya os digo que estoy en pleno plan para ir cambiando determinados hábitos (pero esto espero os lo pueda contar otro día en mayor profundidad jiji). Uno de los hábitos que he dejado de hacer hace poco ha sido mirar el móvil a primera hora de la mañana para ver los correos y las redes sociales (en mi caso, no son correos urgentes en general así que puedo hacerlo, obviamente esto ya dependerá de cada una el trabajo que tenga).

Y de verdad que está siendo fantástico. Primero porque me centro nada más levantarme, fresca como una lechuga, en crear, en lo que realmente estoy aportando valor y en línea con el negocio que quiero tener. Y en segundo lugar porque rompo el «run run». Es decir, si recién levantada leo un email que me preocupa o un Whatsapp que «me raye» probablemente no deje de darle vueltas y al final esté desconcentrada. Así que, en resumen, ¡no os imagináis lo que ha aumentado mi concentración!

Por otro lado – esta rutina la deje de hacer hace tiempo – ya no tengo notificaciones que me salten en el móvil ni en el ordenador, intento planificar mis momentos para meterme en el correo e incluso en el Whatsapp (lo intento, porque no siempre lo consigo) y lo mismo con las redes sociales.

3/ Hacer muchas tareas que «se supone que hay que hacer»

Las que estéis un poco metidas en este mundo del marketing digital seguramente os habréis sentido alguna vez abrumadas con todos los consejos, trucos, guías y tareas que nos cuentan por todos lados que se supone que hay que hacer para «triunfar».

rutinas organización ideas

No os podéis imaginar la cantidad de tiempo que he perdido a lo largo de mi vida profesional centrándome en acciones o tareas que realmente no servían de nada y que se hacían porque «como todo el mundo lo hace…». No digo que no sea bueno aprender, escuchar y probar sugerencias pero sí, o al menos en mi caso, pongo en duda o replanteo todo lo que leo o me dicen. ¿Eso es para mí realmente? ¿Cuánto tiempo va a implicar, me compensa? ¿Me estresa? ¿Qué me va a aportar? ¿Encaja con mis valores?

En mi caso, por ejemplo, porque todo el mundo haga «directos de Instagram», no significa que yo corriendo vaya a hacerlos porque sino mi mundo y mi negocio se hunden. Pues no, a mí no me gustan y no van conmigo.

Así, la verdad que cada día más voy recortando tareas innecesarias y trato de centrarme en lo realmente importante. No siento que sea fácil, se puede caer en la tentación de llenar el día de tareas que tampoco sirven para gran cosa a la hora de cumplir mis objetivos, y por eso reviso, evalúo y analizo cada poco tiempo lo que hago en mi día a día.

Y algo parecido me pasa con las herramientas online para programar redes sociales, organizarse, gestionar, coordinar etc. Ya no necesito probarlo ni darme de alta en todo ya que al menos en mi caso al final esto se traducía en caos, tiempo perdido e ineficiencia. ^^

4/ Planificar mis hobbies

Últimamente dejo cada vez más libre y menos estructurado mis momentos de hobbies u otro tipo de tareas más personales que hago durante el día. Antes, al planificarlo de manera más «obligatoria» cada día reconozco que me creaba un cierto estrés y cuando me daba cuenta pensaba, ¡pero si esto lo estoy haciendo porque quiero! Es decir, me pillaba «inventándome obligaciones» jaja.

Así que ahora tengo un post-it a la vista con una lista de cositas, hobbies, otros proyectos en los que avanzar o simplemente actividades que me hacen sentir bien y elijo cada tarde qué hacer. Además, esto me encanta porque también creo que hacer este tipo de tareas cuando realmente apetecen es cuando salen mejor y se disfrutan más. ¿O no os pasa que un día a lo mejor no os apetece ordenar algo concreto por ejemplo pero al día siguiente estáis con más ganas y energía? ¡Pues hay que aprovecharlo! Para mí se basaría un poco en dejarse llevar por «el mood» del día… (siempre que se pueda, claro :P).

ideas organización

También dejo muchos más espacios vacíos sin planificar ni hacer nada cuando es posible, de ahí sale mucha magia.

5/ La multitarea

Bueno esto no es nada nuevo y creo que ya os lo he dicho mil millones de veces :), pero es algo que antes hacía mucho y ahora al tratar de evitar la multitarea de verdad que ha cambiado mi manera de relacionarme con el presente. Incluso hasta cositas de la casa o cocinar, si solo me dedico a eso y a nada más, ¡de verdad que la comida me sale más rica!

Y lo mismo lo aplico a cualquier proyecto en marcha, trabajando, descansando (de verdad, sin hacer nada más) o incluso si estoy con alguien conversando. A cada cosa que hago le pongo todo el empeño y atención, quito las distracciones y me centro en eso en cuerpo y alma. A mí desde luego me funciona, el resultado final siempre es mejor y disfruto más con lo que hago.

Así que nada, estas han sido mis conclusiones… ¡Espero que os haya gustado!

Imágenes: Estudio Avellana

CURSOS

¿Has echado ya un vistazo a mi Escuela? :)

49 Comentarios

  1. Gracias, me encantó, estoy en esa línea, gracias

    Responder
    • Especial estos consejos sabios y sanos… GRACIAS Sara, una vez más!!

      Responder
      • ¡Me alegra que te hayan gustado Yeny! Te mando un abrazo fuerte :)

        Responder
    • Muy buen artículo!

      Gracias!

      Responder
      • ¡Muchas gracias Barbara! :)

        Responder
    • Wow. Que buenas conclusiones, pondré en práctica lo que más vaya conmigo. Gracias Sara.

      Responder
      • Hola Anyeli, ¡gracias por comentar! Me alegra que te haya inspirado. :)

        Responder
    • Hola María del Carmen, ¡me alegra que te haya gustado! Un abrazo :)

      Responder
    • Fantástico! Tenemos prácticas muy similares. Por mi trabajo debo mirar mi correo a primera hora, pero mi truco es mantenerlo en silencio durante la jornada y revisarlo en pequeños receso durante en día, para responder mensajes o devolver llamadas. Cariños!

      Responder
      • Hola Barbara, ¡me alegra que te haya gustado! :)
        Eso está genial, consultarlo todo el rato yo creo que es super improductivo, ¡aunque todos tenemos esa tentación!
        Un abrazo.

        Responder
  2. Es fantástico leerte. Me ha encantado, mucas gracias

    Responder
    • Gracias por inspirarme 🧡

      Responder
      • :) A ti por comentar Vanessa, ¡un abrazo!

        Responder
    • :) Muchas gracias Esther, ¡un abrazo!

      Responder
  3. Hola, Sara. Hoy, que he tenido la tentación de revisar primero el correo, me he encontrado con este fantástico post. Muchas gracias. Hice tu curso de organización personal y desde allí muchas cosas han cambiado: me planifico mejor, me rinde más y ya me queda hasta tiempo para mis proyectos personales. Eso sí, no tomo nada nuevo hasta que haya cerrado lo anterior (consejo de sabios). Un placer leerte, como siempre.

    Responder
    • Hola Melissa, ¡muchas gracias por tus palabras bonitas! Y por compartir tu experiencia con el curso, es muy importante para mí. :)
      Te mando un abrazo bien fuerte.

      Responder
  4. Hola, Sara! Me encantan tus artículos y este en particular me fascinó, ahora solo falta ponerlos en práctica, especialmente lo de mis hobbies y las redes sociales. Saludos desde RD.

    Responder
    • ¡Muchas gracias Virginia! Ya me contarás qué tal, ¡a ver si a ti también te funciona! ¡Un saludo!

      Responder
  5. Un placer leerte Sara, como siempre

    Responder
    • Muchas gracias Sonia :)

      Responder
  6. Me encanta leerte. :)

    Gracias por tus post.

    Responder
    • ¡Gracias Susana! Me alegra que te haya gustado. :)

      Responder
  7. Gracias por tus consejos SARA, de verdad que en ocasiones caemos en intentar hacer mil cosas que luego no alcanzamos a terinar, y genera un sentido de culpa en nosotros. Gracias por estos consejos que de verdad quiero implementar !!!

    Responder
    • Gracias a ti por comentar Lula :) Ya me contarás si alguno te funciona y te hace sentir mejor. :) ¡Un abrazo!

      Responder
  8. para variar soy un lector que al hoy leer tus consejos me ayudas a dejar la multitarea, reconozco que no te leo siempre porque entre las mil y una cosas que debo hacer me digo: no, voy a hacer otra cosa, pero hoy que es mi «dìa de descanso» si te leì y oh sorpresa, mejorò mi descanso.
    gracias y sigue asì.

    Responder
    • ¡Hola! ¡Me alegra que te haya servido! Y mil gracias por tus palabras bonitas. :) ¡Un saludo!

      Responder
  9. Hola Sara! Qué lindo post!
    Aplico algunas de las cosas que decís. Lo de no ver las redes sociales apenas me levanto también lo estoy intentando, no siempre lo consigo, pero cuando logro hacerlo la verdad es que sí, me siento con mucha más «paz mental» y mucho más concentrada!
    En cuanto a «empezar y terminar»: estoy tratando de ser más consciente de eso. Algo que me sucede es que cuando termino un proyecto grande, que me significó mucho esfuerzo, intento dar un cierre «celebrando», y mis ideas para esa celebración suelen ser: prepararme comida rica, o pedir comida hecha, regalarme un viaje (antes de la pandemia), o comprarme cosas que deseo (por ejemplo libros, cosas de decoración,etc.). A lo que voy es que siempre mi idea de «celebrar» y «premiarme» por cerrar un proyecto termina en comprar algo, consumir, o gastar dinero. ¿Se te ocurre alguna manera de sentir que estoy celebrando sin que implique gastar mas de lo normal?
    La hice larga, pero es que me quedé pensando en eso al leerte…
    Que estés muy bien, Sara! Saludos desde Argentina!

    Responder
    • ¡Hola Agostina! Gracias por comentar. :)
      Ahhh pues muy buena pregunta la verdad jaja. Mmm quizás puedas hacer una lista de esas cositas que te gustan pero que no requieren gastar en algo material, por ejemplo: darte una tarde libre para pasear, ver alguna película en casa, hacer alguna manualidad… o charlar con alguien que te haga sentir bien, ponerte música y bailar, coger un libro de alguna biblioteca, dar un paseo por la naturaleza… Bueno, a mí todo estas cosas me encantan, ¡sería adaptarlo a algo que realmente te haga ilusión! Te mando un abrazo y espero estés bien. :)

      Responder
      • Gracias por responder, Sara! Tendré en cuenta todo lo que decís :) saludos!

        Responder
  10. Muy bueno!! :)

    Responder
    • ¡Gracias Celi! :)

      Responder
  11. Hola Sara! En lo personal hago tantas cosas que no llego a terminar algunas y me estreso. Tus consejos me vienen bárbaros, ahora a ponerlos en práctica. Un abrazo

    Responder
    • Hola María José, me alegra que te hayan gustado :) ¡ya me contarás qué tal!
      Un abrazo.

      Responder
  12. me gusta mucho tu propuesta todo lo que dices es muy cierto me pasa con el numero 1 muy frecuente.
    Gracias

    Responder
    • Hola Laura, gracias por tu comentario, me alegra que te hayan gustado los truquis. :)

      Responder
    • Me encanta tu blog! 😍 Lo conocí hoy y estoy maravillada.
      De este me pareció muy acertado el punto de planificar los hobbies, ya que me sentí identificada. Tomaré en cuenta tu idea ;)

      Responder
      • Hola Astrid, ¡gracias por tu comentario! Jo, qué alegría que te guste mi espacio. :)
        ¡Un saludo!

        Responder
  13. Hola Sara! Vaaaya, muy buen post, y eso de empezar tareas y luego no acabarlas… UF! Parece que me estabas describiendo. No es que sea una persona desobligada, pero pasa que veo algo que me llama muchísimo la atención y por querer hacerlo, dejo lo que ya estaba haciendo, y luego termino lamentándome por no acabar ni una cosa ni la otra, transformándose en un loop de arrepentimiento donde empiezo pero no acabo :P En eso debo aplicarme sí o sí. Que estés muy bien! Saludos desde México :D

    Responder
    • Hola Astrid, ¡gracias por tu comentario! Me da a mí que esto de empezar cosas y no terminarlas nos pasa a casi todas jaja.
      ¡Te entiendo perfectamente! ¡Un saludo!

      Responder
  14. Yo llevo mucho tiempo dejando espacios libres y dejando cosas para cuando me dé la gana hacerlas. Siento que es algo que debería difundirse más porque la mayoría de creadores de contenido que veo solo se centran en comprar y usar apps de pago. Gracias por la información, ahora intentaré no checar las redes sociales apenas me levanto. ;)

    Responder
    • Hola Alejandro, gracias por tu comentario. :)
      Para mí la verdad que sí es importante dejar esos huecos libres y vacíos de vez en cuando, sino me estreso, pero bueno eso ya va un poco en la persona. :)
      ¡Un saludo!

      Responder
  15. ¡Muchas gracias Sara! Siempre me calma leer tu blog. Yo también dejé de planificar los hobbies, cuando me di cuenta de que me ponía más ansiosa de lo normal por no tachar esos ítems de la agenda empecé a dejarlo, y la verdad es que me saqué una mochila de encima. Me faltaría implementar lo de las redes sociales, por ahí se me va la mano para ver Whatsapp y me atraso mucho con la rutina de la mañana, ¡pero ya la voy a conseguir! Saludos!

    Responder
    • Muchas gracias por tus bonitas palabras Aldana, ¡qué alegría leerte de nuevo por aquí!
      A mí me pasó igual, te quitas una buena mochila de encima cuando eres consciente :)
      ¡A por ello! A ver si lo conseguimos,
      ¡Un saludo!

      Responder
  16. me encanta tu blog me esta ayudando en muchos aspectos de mi vida .Espero poder terminar mis proyectos y empezar otros ya que siempre tengo nuevos proyectos y nunca los termino y eso es muy estresante .¡saludos desde peru!

    Responder
    • Hola Rachel, muchísimas gracias por tus bonitas palabras, me da tanta alegría que pueda ayudarte. :)
      ¡A por ello entonces! ¡A terminar proyectos!
      Un saludo.

      Responder
  17. Hola Sara!
    Gracias por estos Post, por mi situación no puedo hacer el curso aunque me encantaría, pero tus artículos me llenan de positividad y me hacen ver las cosas de otra manera, muchas gracias!!!!

    Responder
    • ¡Hola! Me alegra un montón que te sirvan mis artículos :)
      ¡Un saludo!

      Responder
  18. Hola Sara y muchas gracias por el trabajo que haces, leer el blog es siempre un momento de paz y me ayuda mucho a desconectar y replantearme cosas. Estoy también intentando cambiar mi forma de organizarme, intentar cerrar unos proyectos antes de abrir nuevos es un acierto, algo en lo que ya estaba trabajando, no planificar los hobies es algo que es muy importante, por que como bien decías al final te estresas por hacer algo con lo que se supone que te tienes que relajar, lo que es super contraproducente a la larga y la multitarea que es la mejor forma de liarte a hacer cosas para no terminar ninguna al final.

    Muchas gracias por este pequeño rincón de paz que nos brindas.

    Responder
    • Hola Silvia, ¡gracias a ti por comentar! Me alegra un montón que te haya gustado el post, ¡y qué pueda ofrecerte paz! :)
      Te mando un abrazo.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.