Se nos ha olvidado soñar
16 julio, 2015 |

Recuerdo que de niña soñaba mucho. Me encantaba soñar despierta.

Era capaz de imaginar que pasarían cosas maravillosas. Era tan real que a veces dudaba si había llegado a pasar. Y en ocasiones, si lo soñaba con mucha fuerza y lo visualizaba con toda mi energía, se cumplían los sueños.

A veces lo mezclamos. Entre lo que queremos, lo que debemos hacer, lo que nos imponen y lo que surge en nuestros sueños.

Se nos ha olvidado movernos por la intuición, por el corazón. Ese run, run que nos recuerda nuestros instintos más auténticos, aquello que nos llena de energía, con lo que somos realmente nosotros mismos. Un manojo de sueños descarados.

post_motivacion_sueños

Los sueños se desvanecen entre las prisas, entre los asuntos del día a día. Son delicados, viven entre algodones. Es fácil que se estropeen y desaparezcan. Hay que cuidarlos, mimarlos y alimentarlos. Nutrirlos de ilusiones, de objetivos, de acciones y de pequeños pasos. Corrigiéndolos, agrandándolos y permitiendo que encajen para que todo cobre sentido.

Los necesitamos para que no surja el arrepentimiento. Ese que aparece de repente, que sigue haciendo ruido aunque pasen los años, ese que nunca se silencia. Nos recuerda porque no lo hicimos, porque no somos nosotros mismos. Nos pregunta si eso es lo que queremos, nos incomoda con sus verdades.

Intenta cambiar el mundo, haz algo diferente, crea tu mundo a medida. Cree en ti y en tus valores, que no te importe nadie más. Es tu mundo, sólo tuyo, dibújalo a color y bien grande, lleno de brillantina y artificios, que no te lo ensucien.

Wild Rose

Llena tu cabeza de ideas, borradores y dibujos. Dales forma, guárdalos bajo llave, no los olvides y sueña despierto. Es momento de tu «Yo» más libre y caótico, saboreando la vida, despacito, llenando la vida de ilusiones.  Que no se te olviden tus sueños.

Respira bien hondo, libérate de prejuicios, no escuches a nadie y vuela bien alto. Cree en ti, en tu historia, en la que tú elijas. Dibújala las veces que necesites, vuelve a equivocarte, adáptala a tu mundo. Es tu oportunidad para crear cosas extraordinarias.

Desafía las normas, apuesta por otros modos de vida, no te conformes. Aprovecha tu talento y haz que te mueva por dentro. Rompe lo establecido, olvida los estereotipos, no escuches más.

Ahora cierra los ojos, sueña despierto, como cuando eras un niño y dime qué ves. Cómo te ves, qué quieres ser de mayor y cómo quieres dibujar tu vida. Imagínate tu mundo. No tiene por qué ser perfecto, será mucho mejor porque será tu mundo.

Aquí os espero, mis queridos sueños, con menos miedo que nunca.

REGALO

¿Has descargado ya tus imprimibles del trimestre? :)

2 Comentarios

  1. Que lindo escrito! lo tenía abierto hace varios días para leerlo y cayó en el momento justo.

    Me encantó! gracias por compartirlo.

    Responder
    • Muchas gracias Andrea!! A por esos sueños!! :)

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.