Crear tu Vision Board
21 noviembre, 2015 |

Esta semana vamos a divertirnos creando un Vision Board bien mono. :)

1 / ANTES DE NADA, ¿QUÉ ES UN VISION BOARD?

Un Vision Board es una representación visual de todas aquellas cosas que te gustaría hacer, ser o tener en tu vida. La idea es llenarlo de imágenes y palabras que te evoquen un sentimiento, que tengan sentido para ti. Imágenes sobre quién quieres ser, dónde te gustaría llegar.

Creo que puede ser una herramienta muy poderosa, ya que si lo visualizas, si lo tienes a la vista nunca se te olvidará. Se basa en la importancia del pensamiento positivo para que ocurran cosas.

2 / CREANDO NUESTRO VISION BOARD

En el último reto te pedí que dibujarás tu vida ideal, cómo te querías sentir y que fueras apuntando ideas. Vuelve a esa libreta, vamos a trabajar con algunas de esas ideas que apuntaste. Seguro que muchas de esas notas te evocan imágenes, fotos, frases… Pues vamos a comenzar a ir creando nuestro panel bien cuki:

  1. A partir de estas ideas apuntadas navega por Pinterest, por tus blogs preferidos, por Instagram y guarda todas las imágenes o frases que vayan en sintonía con aquello que le has llamado Sueño, o que directamente te gusten, te muevan, te hagan sentir algo. O si lo prefieres en papel, ¡coge un buen taco de revistas y unas tijeras y ponte a recortar como una loca!
  2. Una vez tengas todo este material, preselecciona solo lo que realmente te haga sentir bien. ¿Te falta algo más relacionado con tu vida que te gustaría que estuviera? (Piensa en todo, tu trabajo, salud, relaciones…)
  3. Ordena y ponlo bonito, vete creando un panel con todo ello. Acuérdate además de incluir frases motivadoras, cosas que quieres conseguir. Estas frases se meten en tu cabecita y sirven para visualizar lo que quieres.

Aquí tienes algunas ideas de cucadas que puedes incluir:

  • Post-its de diferentes colores con frases motivadoras.
  • Post-its, trozos de papel con lo que te gustaría conseguir a largo plazo.
  • Tus valores.
  • Imágenes de ídolos, a quién te gustaría parecerte, quién te inspira.
  • Un lugar donde te gustaría vivir, la casa de tus sueños.
  • Frases motivadoras.
  • Materiales que te inspiren, que te recuerden a dónde vas. (Por ejemplo, ¿quieres abrir una tiendecita de costura? ¡Pues pon un trocito de lana que te lo recuerde!)
  • Una paleta de colores que te trasmita algo.
  • Puedes incluir una foto de ti misma que te guste, en la que salgas feliz de la vida…

3 / ¿DÓNDE LO TENDREMOS?

La idea es que lo tengamos en un sitio que podamos ver a menudo. Siempre viene bien una ayudita en momentos bajos o algo confusos, y si lo leemos todos los días de manera inconsciente lo iremos asumiendo… ¡por eso es una herramienta tan poderosa!

Tienes varias opciones:

    • Un corcho en tu despacho. Siempre a la vista, con recortes, post-its, frases…
    • Una cartulina y pegarlo en una pared.
    • En tu agenda,  como un «mini vision board» que tengas en las primeras hojas.
    • Fichas.
    • Pinterest.

En mi caso, yo tengo un corcho en mi espacio de trabajo y durante 2015 tuve otro en mi querida Filofax. En las primeras hojas hice unos agujeros a varios recortes que me inspiraban y los archivé. También compre unas fundas transparentes y aquí también puse papeles de colores con frases importantes para mí.

¡Y ahora toca crear 2016!

4 / REVISA TUS OBJETIVOS

Si, seguramente estarás pensando que éste tendría que haber sido el primer paso, pero realmente lo he hecho aposta (qué mala, ¡malísima soy!). Quería que estos primeros pasos los meditaras a conciencia, así que después del ejercicio de hoy vuelve a repasar los objetivos de la Semana 1 y piensa si tienen sentido. Si no, es hora de darles una vuelta, hasta que lo tengas claro y vuelve a imprimir tu hoja de objetivos.

Ahora si que sí, vamos a estar seguras, sin dudas.

Pero ojo, este Vision Board tiene que ser dinámico, tiene que ir cambiando con el tiempo. De hecho, si lo dejamos siempre igual perderá su función porque lo que veamos no nos afectará para nada…

¿Me enseñáis vuestros Vision Boards? ¡Me encantará verlos!

Imágenes: Haute Chocolate

¡NUEVO CURSO!

¿Te gustaría aprender la herramienta con la que me organizo?

8 Comentarios

  1. Me encanta lo que cuentas y cómo lo cuentas. En cuanto pueda, pienso colocar un tablón inspiracional en la cocina. A ver si así consigo ordenar mi vida.
    ¡Un abrazo!

    Responder
    • Muchas gracias Isla! Seguro que si la consigues ordenar :)
      Enhorabuena por tu nueva aventura, por cierto, tienes mucho estilo escribiendo.
      Un abrazo!

      Responder
  2. Gracias por tus aportes ? tengo 15 años y esto me servira de motivación a esta edad tan ?? indesisa

    Responder
    • Hola Jimena, ¡gracias a ti por comentar!
      Me alegra que te haya gustado el post :)
      ¡Un saludo!

      Responder
  3. Gracias, me diste claridad. Yo hice un visión board desde hace un poco más de un año, pero al verlo ahora lo siento distinto, no me inspira igual que antes. Y gracias a ti comprendo la razón, tengo un cuadro de hace más un año y así ha permanecido. Ahora comprendo que lo que me falta es un cuadro dinámico, en este momento hay cosas de ahí que si sueño pero otras van tomando otro sentido ( si es que me logro explicar).

    De igual manera gracias estaré siguiendote me ha parecido muy útil

    Responder
    • Hola Jennifer, ¡muchas gracias por comentar! Me alegra que te haya gustado el artículo,
      Efectivamente, a mí me pasa lo mismo, si lo veo igual durante mucho tiempo siento que deja de inspirarme. :)
      Un abrazo.

      Responder
  4. Hola soy nueva por aquí. Desde hace mucho quise hacer un vision board y ahora que vi este post, ya se como hacerlo, muchas gracias!

    Responder
    • Hola Tiffany, ¡gracias por comentar! Me alegra que te haya gustado. :)

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.