¿Y si no quiero ser una superwoman?
15 mayo, 2018 |

El otro día subí una frase por Instagram: “No puedo con todo, y está bien”. ♡

Me sorprendió mucho ver todas vuestras reacciones, la cantidad de comentarios, lo que “necesitabais” que alguien os lo recordara en ese mismo momento.

Así que hoy, un poco en honor a todos vuestros comentarios y para reflexionar un poquito, me he querido hacer varias preguntas. A mí misma, o al aire, a vosotras, porque al fin y al cabo nadie tiene una respuesta y, ¡cada una decide cómo quiere vivir su vida! Pero quizás, solo quizás, haya que dar una vuelta a lo que “se supone” que deberíamos ser.

¿Y si no quiero ser una Superwoman realmente? (o a lo mejor sí, y también estaría bien ;)

¿Y si puedo decir que NO a muchas más peticiones?

¿Y si no tengo porque hacerlo yo todo?

¿Y si yo decido mis prioridades?

¿Y si abrazo la imperfección?

¿Y si no siempre llego a todo?

¿Y si me permitiera ser una mujer (y no una supermujer) que no puede controlarlo todo?

¿Y si no tiene que ser todo para “ya”?

¿Y si me respeto a mí misma y a mis propios límites?

Creo, al menos desde mi experiencia, que una buena manera de dejar de agobiarse por la cantidad de tareas u obligaciones es aprender a organizarse mejor y planificar bien cuando queremos hacer cada cosa, ser consciente de las prioridades. Pero es verdad, que antes de ello, quizás un cambio de chip haría todo un poquito más llevadero. ;)

¿Qué opináis?

Aprovecho Avellanas para daros las gracias. Por todos vuestros comentarios, por aquí y por allá, por el blog y por las redes, por vuestros emails tan cariñosos, sois la repera. ^^

Imagen: Haute Stock

REGALO

¿Has descargado ya tus imprimibles del trimestre? :)

16 Comentarios

  1. Tú sí que eres la repera, Sara, siempre inspirándonos a tener una vida más bella, más plena. Gracias ?

    Responder
    • Hola Rosa, oooooh, ¡eres un encanto! :-D
      Un abrazo fuerte.

      Responder
  2. Es cierto!!! Hay días en los que no quiero nada. Solo hacer OFF y chau!! A veces es necesario….Gracias por entender que no es necesario ser una superwoman jejeje me encantó!!! Besotes!!!

    Responder
    • Hola Laura, ¡gracias por comentar!
      Me alegra que te haya gustado :) ¡Nos pasa a todas!
      Un abrazo.

      Responder
  3. Hola, he oido mucho lo de las superwoman, y la verdad es que no entiendo tanto revuelo, obviamente todas nos cargamos con mas cosas de las que podemos y debemos cargar, y al final o renunciamos a algo o vamos de culo, con perdon, no tenemos que ocuparnos de todo ni ser perfectas, pero las que lo quieren y lo consiguen bien por ellas, y un aplauso y un abrazo para las que no lo somos…

    Responder
    • Hola Silvia, ¡gracias por comentar!
      Yo lo que siento es que al final, nos lo hemos creido tanto, que nos sentimos mal si no somos así, «perfectas». :(
      ¡Por aquí otro aplauso por la imperfección! ;)
      Un abrazo.

      Responder
  4. Es una reflexión muy linda y siempre necesaria. Últimamente estamos todo el tiempo siendo bombardeadas por la idea de la «supermujer», tenemos que ser excelentes profesionales, novias, amigas, hermanas y seguir viéndonos lindas y todo lo demás. Creo que a veces esta imagen, que por un lado nos inspira a ser mejores, también puede traernos frustración.
    Te lo comento a ti, pero también me lo digo a mí misma: No tenemos porqué responder a todos lo que otros esperan de nosotras, ni siquiera a todo lo que esperamos de nosotras mismas.
    Como bien dices, en la vida hay tiempo para todo – si sabemos organizarlo- y también hay tiempo para sentirse superada y detenerse hasta recuperar energías.
    Un abrazo, Sara y gracias por todo lo que nos das!

    Responder
    • Hola Andrea, ¡gracias por comentar! :)
      Ay sí… excelentes en todo. Efectivamente, creo que la clave es el punto medio. Está bien querer mejorar y querer ser mejor persona, ¡claro! Pero siempre con unos límites de «perfección». ¡Y gracias por tu frase, me ha encantado! Una buena reflexión, ¿qué esperamos de nosotras mismas?
      Un abrazo bien fuerte.

      Responder
  5. ¡Hola Sara!

    Es la primera vez que comento, pero no la primera vez que te leo! jejeje, perdón, porque además me parece muy interesante todo lo que dices!! =P

    Tienes toda la razón. Por mi parte, puedo decir que no me considero una superwoman, y mucho menos que llego a todo lo que me propongo. Aunque me da rabia y me da coraje, o fuerza, para seguir con mi cabezonería de: pues lo voy a conseguir, antes o después pero lo voy a hacer.

    Y una parte que valoro mucho es que, esa imperfección por no poder llegar a todo, es quizás lo que nos hace más humanos. Lo es tanto, que hace unos meses me puse a escribir… y como a mis amigos les gustaban mis textos, me compré un dominio y quiero abrir un blog! jajaja, y se llama, propiamente dicho… imperfectos (no lo pongo en el enlace web porque aún no lo he maquetado siquiera :S )

    Lo que te quería decir es que, si quieres algún día, podemos hablar de esto más ampliamente, porque es un tema que me fascina. El arte por lo imperfecto, y lo perfecto que queremos que se vea todo de puertas afuera aunque por dentro en muchas ocasiones sea todo lo contrario…

    Ya me dirás!! Y gracias por compartir tus pensamientos con nosotras :)

    Besos!

    Responder
    • ¡Hola Ana! Mil gracias por comentar por aquí, ¡y bienvenida! :-D
      ¡Anda qué bonito! Pues me encanta el título de tu blog :)
      Me parece un tema super chulo, si quieres, escríbeme un email y charlamos? ¡Me encantaría!
      Un abrazo.

      Responder
  6. Uff, si es que eres muy oportuna reina. Ahora estoy en estado plof total «lo veo todo negro» por el echo del exceso de tareas y la presión de hacerlo todo bien y ya no se que hacer, porque veo que doy y doy y doy y lo que yo quiero hacer no lo hago y al finañ agobio total. Muchas gracias preciosa. Me parare a pensar en eso mas.

    Responder
    • ¡Hola Azahara! Qué alegría verte por aquí guapa :)
      Pues muchos ánimos hombre! Yo creo que a todas nos pasa, ese momento «saturación». Y yo creo que no hay mejor manera que parar, listar que hay pendiente y rehacer prioridades y planificar qué días hacer cada cosa. A mí me funciona cuando llego a ese momento de «no saber por donde seguir». ¡Un abrazo!

      Responder
  7. Ay tan cierto! Leo este post acostadita por la tarde en mi cama… Hoy cancele mis planes porque simplemente reconocí que estaba cansada y por esta tarde no quiero ser superwoman, solo quiero descansar y renovar energía… Y está bien, he tenido que aprender a «darme permiso» para ser una persona normal.
    Gracias bella, es muy lindo que exista tu inspiración en este mundo. Un abrazo fuerte ?

    Responder
    • Hola Naty, ¡mil gracias por comentar! Y por tus bonitas palabras.
      Claro, a veces también es bueno parar, descansar y recargar energía, y está bien. :)
      Un abrazo.

      Responder
  8. !Hola Sara!

    Me han gustado mucho tus reflexiones. Yo por mi parte pasé una temporada intentando ser «superwoman» en todos los aspectos: familiar, laboral, con mi pareja, también la amiga perfecta y cómo no: siempre bien arreglada y simpática.
    Estaba agotada y por mucho que me esforzara o me fragmentara en mil pedazos para satisfacer a todos, la demanda crecía y crecía. Nunca era suficiente. Para colmo, tenía un apartamento muy «cuki» en el centro, junto a la zona de bares y casi todos los días tenía vistantes sorpresa (que asaltaban mi nevera). Llegó un momento en que no tenía nada de tiempo para mi misma, estaba cansaada en eel trabajo, ya no sabía que era lo que yo quería, ni siquiera tenía tiempo de dormir lo necesario.
    Aprendí a decir NO y muchas personas no lo han entendido, pero aprendí a amarme y cuidarme más. Ahora me siento mejor con la persona más importante para mi: yo misma.

    Responder
    • Hola María Luisa,
      ¡Me alegra verte por aquí! Muchas gracias por comentar. :)
      Me ha encantado tu reflexión, la verdad. Qué importante es saber decir No en determinados momentos y ponernos límites para mimarnos y cuidarnos.
      Un abrazo fuerte.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.