9 trucos para vencer a la pereza
12 abril, 2018 |

¡Hola mis avellanucas!

Hoy me apetecía tratar un tema que varias de vosotras me habéis comentado: cómo vencer a la perezoide. Y es que todas, sin excepción, hemos tenido momentos de pereza absoluta o hay temas que no hay manera de ponerse con ellos.

Y cada una tiene los suyos (me encantaría saber los tuyos en los comentarios, así hacemos todas piña ^^). En mi caso el papeleo y temas burocráticos, legales, determinadas limpiezas e incluso organizar viajes me genera desgana solo pensarlo.

Así que hoy te propongo que elijas y pienses ya esa tarea o proyecto que te está dando tanta pereza y le apliques alguno de mis trucos del almendruco. Además, si a partir de ahora eres capaz de detectar cuando te está entrando ese momento “vaguería” podrás combatirlo con la estrategia que te funcione mejor.

¡Allá vamos! ¡A por la pereza!

1/ Analiza un poquito. Ya sabes que soy muy partidaria de parar a analizar y pensar antes de nada. Es decir, para (creo que es importante de vez en cuando parar) y evalúa esa actividad que te da pereza. ¿Por qué es así? ¿Te da miedo fallar? ¿Crees que es demasiado engorroso? ¿Sigue teniendo sentido para ti el proyecto? En función de ello, ve pensando en soluciones.

2/ Son solo unos minutos. Puedes decirte a ti misma que van a ser solo unos minutillos. Así, seguramente, en cuanto empieces, seguirás durante más tiempo con ello y engancharás una acción con otra. Además, simplemente por el hecho de empezar ya es como que ponemos el proyecto en marcha.

3/ Mentalización. Aquí yo haría dos ejercicios: por una parte cambia ese pensamiento que seguramente te esté diciendo que vas a tardar un montón, que es super complicado… ¡stop! Piensa que seguro no es para tanto, que en nada lo terminas, que solo tienes que ponerte con ello un ratito. Por otro lado, creo que también es interesante visualizar lo requetebién que te vas a sentir en cuanto lo termines, ser capaz de ver esos beneficios.

4/ “Cómete el sapo”. Según el libro Eat that Frog de Brian Tracy no hay mejor manera de comenzar el día y avanzar que hacer lo más difícil, lo que más cueste a primera hora del día. Para mí suele ser la estrategia maestra para ponerme con ello ya que con mi cafecito y fresca, casi casi lo hago sin darme cuenta. :)

5/ Márcalo en el calendario. A veces pueden ser asuntos que es mejor quitárselo del tirón. Por ejemplo, organizar el armario de arriba a abajo. Elige ya ese día, que seguro puedas cumplirlo y rodéalo en colores. Ese día te lo quitas, ¡y no hay más que hablar! También es interesante que transformes eso que tanta pereza te da en un hábito que siempre repitas y que al final no te cueste tanto.

6/ Ponte en movimiento. Yo tengo la teoría avellanera de que cuánto menos haces menos te apetece hacer. Así que una manera de ponerse a hacer cosas es sentirse activa. Al ponerte en movimiento o al empezar otra tarea más simpática quizás te sientas más activa y te cueste menos enlazarla con otra tarea.

7/ Límites. No soy especialmente fan de utilizar temporizadores pero reconozco que en ocasiones pueden ser muy útiles. Por ejemplo, a la hora de consultar el correo o ver las redes sociales o para que no se alargue el cafelillo. Si no ponemos límites es fácil sustituir la tarea que tenemos que hacer por tirarnos la tarde en Instagram.

8/ Vigila tu energía. Quizás lo estés llamando pereza pero es fatiga, cansancio. Antes de nada vigila que estés bebiendo suficiente agua, estés comiendo bien, duermas las suficientes horas etc.

9/ Prepara tu entorno. Si tu espacio de trabajo está ordenado, tu despensa o tus papeles, es probable que te dé menos pereza ponerte con ello. Puedes echar un vistazo a las “señales” que te está dando tu entorno y que quizás te están distrayendo, como los colores, el exceso de cosas…

¡Cuéntame! ¿Qué trucos tienes para vencer a la pereza?

Imagen: Haute Stock

REGALO

¿Has descargado ya tus imprimibles del trimestre? :)

17 Comentarios

  1. Hola Sari….yo hago lo que menos me gusta con música. descubrí que me ayuda así que lo pongo en práctica varias veces….y si la pereza quiere entrar no le doy lugar!! Si quiere superarme me digo bueno…lo haré después o mañana….pero no dejo que pase mucho…Besotes!

    Responder
    • Hola Laura,
      ¡Gracias por comentar! Ay sí yo de vez en cuando también utilizo la música (sobre todo para limpiar), ¡muy buen truqui!
      Un beso.

      Responder
  2. Hola Sara. Lo que más me da pereza es hacer ejercicio y practicar el idioma que estoy aprendiendo, la estrategia que use para el ejercicio es levantarme temprano y hacerlo de primeras, aunque aún me cuesta madrugar. Respecto a practicar el idioma aún estoy buscando la estrategia para ponerlo en marcha. Creo que tomaré uno de tus trucos. Gracias me encantó tu post.

    Responder
    • Hola Carolina,
      ¡Gracias por comentar! Ayyy el típico deporte e inglés, ¿por qué será que siempre es lo que más cuesta? :)
      Me alegra mucho que te haya gustado, ¡y ánimo con esos idiomas!
      Un abrazo.

      Responder
  3. Buenos días! Uff la pereza…a mi me encuentra cuando pienso en los textos de mi web y en la contabilidad. Eo caso es que cuando me pongo a trabajar se transforma todo en pura energía pero hasta que me pongo… Eso hay que remediarlo.
    Un abrazote y gracias por el póst

    Responder
    • Hola Azahara, ¡gracias por comentar! Me alegra leerte de nuevo por aquí. :)
      Me uno al club de las que nos da pereza la contabilidad.
      Ojalá te sirva algún truqui para ponerte a ello con toda la energía!
      Un abrazo.

      Responder
  4. Hola guapis, a mi la pereza me entra al empezar muchos proyectos, tambien es verdad que como acabo de salir de un momento «mega-anemia» he estado mas que baja de energía y sin ganas de nada. Yo tambien me suelo poner musica para hacer las actividades que no me gustan, para animarme. La cosa que mas pereza me suele dar suele ser doblar la ropa, recoger los cacharros despues de que se sequen o cuando a terminado el lavavajillas y ponerme con los estudios.

    Animo a todas.

    Responder
    • Hola Silvia,
      ¡Gracias por comentar! Ayyy a mí lo de doblar la ropa también me da mucha pereza. Lo que suelo hacer es tomármelo como un momento para mí, de descanso y de pensar en mis cosas :)
      ¡Un abrazo!

      Responder
  5. * Hablar con Dios.
    * Ejercicios
    *Dibujar

    Responder
  6. Soy una perezosa a toda regla. Lo que más me cuesta es levantarme por las mañanas. Como me halló cesante y tampoco estudio estoy muy relajada en ese ámbito y me levanto como a las una o dos de la tarde ?

    Responder
    • Hola Tiare,
      ¡Gracias por comentar! La verdad es que levantarse pronto es un truco muy bueno para que cunda más el día y sentirse activa. Puedes probar a acostarte antes y buscar una motivación extra para despertarte pronto. ;) ¡Un saludo!

      Responder
  7. Ay yo lo que más detesto hacer, es cuando me piden que haga llamadas en mi trabajo. No me gusta nada, y ya cuando lo hago es algo sencillo, pero no es tanto como pereza, es como un miedillo, que cosas!

    Responder
    • ¡Hola! Yo creo que eso nos ha pasado a casi a todas :-D
      Lo que es verdad es que al final con la práctica y los años ese miedillo o pereza desaparecen!
      Un abrazo.

      Responder
  8. Hola me da mucha pereza recoger la ropa del cordel, aún no encuentro la forma y no veo la motivación, se me pasan los días y sigue ahi, trataré de aplicar algunos de tus consejos.
    Para otras cosas me funciona preparas el escenario La noches anterior y hacerlo a 1ra hora de la mañana

    Responder
    • Hola Adriana, ¡gracias por comentar!
      Espero que te sirvan algunos de los truquis para que te de menos pereza. Yo lo que hago para recoger la ropa es ponerme música o asociarlo a algún momento de descanso pensando en mis cosas. :)
      ¡Un saludo!

      Responder
  9. Hola Sara, si soy sincera me da flojera todo ( jeje). Sobre todo iniciar algo y perderme en el intento, he intentado absolutamente todo y nada es tipo una especie de maldición rondando en mi ser (>.<).
    Me encanta tu contenido, solo que no se por donde empezar, por fa sálvame del hoyo.

    Gracias por el esfuerzo Sara sigue adelante. :)

    Responder
    • Hola Gabriela, ¡muchas gracias por comentar!
      No hombre, ¡verás como consigues vencer a esa pereza!
      Si quieres escríbeme un email e intento orientarte un poquito con los primeros pasos. :)
      Un abrazo.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Hola!

Soy Sara, ¡qué alegría verte por aquí! Estás en un blog repletito de ideas sobre organización y «chorraditas» varias que tanto nos gustan, ¡bienvenida a mi pequeño mundo!

Todos los contenidos de la web están protegidos por las normas nacionales e internacionales de propiedad intelectual e industrial, quedando todos los derechos reservados. No copies ni publiques mis textos, imágenes o cualquier otro contenido sin mi autorización.